162
162
 162
162

NII Holdings, la dueña de Nextel, lleva meses advirtiendo en sus reportes de ganancias que las operaciones en la Argentina se ven obstaculizadas.


En 2011 Nextel dio a conocer su nueva imagen de marca y reiteró su intención de participar de la licitación del espectro radioeléctrico que Movistar debió devolver cuando adquirió Movicom en 2004. En aquel momento, la empresa aseguró que tenía millones de dólares para invertir y de esa manera comenzar a desarrollar su red 3G.


Pero la decisión se vio empantanada en 2012, más precisamente en septiembre. "El Gobierno de la Argentina anunció su decisión de cancelar la licitación y otorgárselo a Arsat, una compañía de telecomunicaciones estatal", advirtió a sus inversores NII Holdings a propósito del balance sobre su actividad en la Argentina, en donde cuenta con casi 1.500 empleados.


"Pensábamos participar en esa licitación para conseguir el espectro y dar soporte a una red WCDMA (3G) en la Argentina. (...) Como resultado, seguiremos utilizando la tecnología iDEN", explicó la compañía.


El servicio de radio de Nextel no alcanza a toda la Argentina, algo que sí hubiera logrado en caso de haber participado de la licitación que se suspendió y dio lugar a la creación de Libre.ar, empresa estatal que se dedica a alquilar espacio en las redes para que pymes y cooperativas ofrezcan servicios a lo largo del país.


El servicio de Nextel en la Argentina está encuadrado en los principales centros urbanos del centro del territorio, cordón que se extiende por la Costa Atlántica hasta llegar a Bahía Blanca.


La suspendida licitación, sostienen operadoras y analistas, hubiera ayudado además a mejorar el servicio de telefonía celular, hoy a la cabeza de las quejas de los usuarios de servicios públicos.


Inflación y estrategia

En otro pasaje de sus últimos resultados financieros de 2013, NII Holdings menciona que la inflación es otra de las trabas dentro del mercado argentino que "podría afectar de manera adversa las operaciones de Nextel Argentina".


"En los últimos años, los niveles de inflación en la Argentina se incrementaron de forma considerable y esperamos que continúe aumentando en los próximos. El alto nivel de inflación afectó los costos en pesos argentinos. Si las altas tasas de inflación continúan, las operaciones de Nextel Argentina podrían verse afectadas de manera inversa", especificó la empresa.


El 4 de abril NII Holdings se deshizo de las operaciones de Nextel Perú, compañía que pasó a manos de la chilena Entel tras el desembolso de u$s410 millones.


En ese momento, la compañía dejó en claro que su intención era centrarse en mercados donde sus operaciones actuales y futuras fueran rentables. Los únicos países en donde esas variables parecen cumplirse sin trabas son México y Brasil.


"Tenemos la intención de seguir apoyando las operaciones en la Argentina y Chile mientras exploramos opciones estratégicas para esos mercados, como alianzas, acuerdos de servicios y ventas de activos para maximizar el valor de esos negocios y generar liquidez adicional", remarcó la empresa, para de inmediato recordar la operación sobre Nextel Perú.


Según los datos de la empresa, a diciembre de 2012 Nextel Argentina ofrecía servicios a 1,75 millones de dispositivos, lo que se traduce en cerca de un 3% de participación del mercado local de telefonía celular.


Claro, con cerca del 36%, Personal (Telecom) con 34% y Movistar poseen el resto del sector.