En Nueva York, Jesús Cuellar venció a Marrero y se quedó con el título interino pluma

infobae-image  Télam 162
Télam 162

Los jurados reconocieron la victoria de Cuellar por 115-112, 114-113 y 116-111, por lo que quedan reflejados los merecimientos que hizo en la pelea más importante que afrontó hasta el momento, tanto por escenario como por trascendencia.

En el microestadio del Turning Stone Casino de Verona, en Nueva York, la actitud, el amor propio y los deseos de ser campeón del mundo fueron expuestos sobre el cuadrilátero por el zurdo argentino.

El representante del barrio bonaerense de Santa Paula, en José C. Paz, recibió la gran noticia, el fallo favorable a pesar de su condición de visitante, envuelto en lágrimas y la bandera argentina.

El nuevo campeón tiró en una ocasión a su adversario en un combate que fue intenso, vibrante y afrontado por dos noqueadores.

Cuellar terminó el pleito con el pómulo derecho morado, pero su adversario quedó más marcado todavía, porque se observó una inflamación debajo del ojo derecho y un corte en ese párpado.

En el último asaltó el 'Jinete del Nocaut' buscó la victoria contundente, como para ponerse a cubierto de una eventual sorpresa desagradable en las tarjetas, y estuvo cerca de volver a poner al dominicano en la lona.

El bonaerense quedó con un récord compuesto por 23 triunfos, 18 de ellos por nocaut, y un solo revés.

Por su parte, Marrero pasó a tener un palmarés conformado por 14 peleas ganadas, 11 de ellas de modo expeditivo, y la de este viernes fue su primera derrota.