Mientras continúa el debate sobre el estado y el servicio de los ferrocarriles en la Argentina (ayer se cumplió un año y medio de la tragedia de Once), se conocieron nuevas filmaciones de las cámaras de seguridad, que se instalaron recientemente en las formaciones de los trenes.

Las imágenes pertenecen a dos guardas del ferrocarril Sarmiento, que une las estaciones Once y Moreno, que van durmiendo en el último coche de la formación en horario de trabajo.

Según pudo saber Infobae, ambos guardas pertenecen a la Lista Bordó que encabeza el sindicalista Rubén "El Pollo" Sobrero, delegado de la línea Sarmiento.

El guarda es la persona encargada de despachar el tren de todas las estaciones y la mayor autoridad dentro de la formación luego del motorman.

Su principal función al ingresar a la estación, una vez que el maquinista detiene la formación y abre las puertas, es bajar del tren y una vez avistado que la totalidad de los pasajeros ingresaron a la formación, tocar silbato y cerrar las puertas.

Además, el guarda debe recorrer toda la formación y tiene que ir atento al viaje, saber en qué estación se encuentra y anunciar cada vez que baja cuál es el destino del tren.

En caso de una emergencia, como puede ser la necesidad de evacuación del tren, independientemente del motivo, es quien debe dirigir a los pasajeros sobre los lugares de salida.

Cabe recordar que las últimas dos grandes tragedias ferroviarias (en la estación Once, donde fallecieron 51 personas, y en Castelar, con un saldo de tres víctimas fatales, se produjeron precisamente dentro del recorrido del servicio de la línea Sarmiento.

A fines de julio pasado, el gobierno nacional difundió videos con imágenes captadas por las cámaras instaladas en las locomotoras donde maquinistas dormían mientras estaban en funciones.