163
163

Tras el brutal ataque del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que acabó con 5 guardias muertos este fin de semana, el ministro de la Senad, Luis Rojas, sostuvo que el flamante gobierno no le dará tregua a la guerrilla. Asimismo, este miércoles resaltó que la guerrilla tiene lazos con el narcotráfico y que las fuerzas de seguridad están listas para actuar.

En diálogo con la emisora Monumental 1080 AM, Rojas mencionó que hay una hipótesis que señala la vinculación del grupo armado con el narcotráfico mediante el "cobro" de un "impuesto patriótico por superficies de cultivo". Así obtendría financiación mediante la venta de marihuana, cocaína y otros negocios ilegales.

El funcionario remarcó que existen cultivos de marihuana en las zonas de influencia, aunque "no se ve presencia del grupo en la cadena de producción o transporte", de acuerdo con un artículo del portal paraguayo Última Hora. "Partimos de la realidad de la existencia de pistas de aterrizaje clandestinas y dibujamos la posibilidad de que ellos estén cobrando un peaje para la operación de las aeronaves del narcotráfico", agregó Rojas.

El ministro advirtió de la peligrosidad de dicha situación, ya que "el tráfico aéreo de cocaína y pasta base está muy vinculado con el tráfico de armamentos militares, municiones y explosivos robados de excedentes, sobre todo del Ejército de Bolivia, que están destinados a las favelas de Brasil y grupos armados".

"Esta vinculación sería altamente peligrosa porque le daría una capacidad más letal a este grupo terrorista", alertó y destacó que "todos estos escenarios soportan la figura del narcoterrorismo, ya que grupos terroristas que se financian de operaciones de tráfico de drogas se convierten en narcoterroristas".

A su vez, el ministro deslizó las sospechas de que el EPP podría estar facilitando el ingreso ilegal de personas extranjeras. "Los aviones podrían ser medio de transporte de estas personas que pueden estar viviendo en Bolivia y estén viniendo a través de vuelos clandestinos a operar en Paraguay", dijo.

Desde su opinión personal, Rojas señaló que para combatir este tipo de grupos se necesita, como en un caso antidrogas, "90% de trabajo de inteligencia, 5% de logística y 5% de operación".