162
162

Alemania permitirá omitir el sexo de una persona desde su nacimiento y podrá eventualmente figurar como "indeterminado", en lugar de masculino o femenino, ya que solo bastará con colocar una "x" para indicar que el género es "intersexual".

La nueva ley, que fue aprobada en mayo pasado y entrará en vigor el 1° de noviembre, convertirá a Alemania en el primer país europeo en decidir tal cambio paradigmático, que hasta ahora sólo rige en Australia, consigna un despacho de la agencia de noticias Ansa.

La norma pasó en silencio y volvió a llamar la atención el viernes último a través de un artículo de la Suddeusche Zeigtung (SZ), tema que el semanario Focus retomó y resaltó con una portada histórica para la sociedad.

Es una "revolución jurídica", visto que hasta la actualidad la ley hablaba solo de "hombre y mujer, y suficiente", mientras que ahora "hay también un 'sexo indeterminado', la cosa podría crear problemas en algunas situaciones", indicaron.

Lo que llamó la atención del diario fue un artículo publicado por la revista para el derecho de la familia (FamRZ) que habla de la nueva ley y de la nueva figura del "sexo indeterminado". El individuo "intersexual", clasificado así desde el nacimiento, podrá posteriormente decidir si registrarse como masculino (m) o femenino (f) o incluso permanecer así toda su vida sin una especificación del sexo.

Los juristas hablan de una nueva figura, "un estatus específico": no dicen "tercer género" aunque de hecho, escribió el diario liberal de Munich, "de esto se trata". Hasta aquí está todo bien pero los problemas comienzan con los documentos: pasaportes, documentos de identidad, visas y otros, que no prevén otros códigos además de "f" y "m".

La FamRZ propone introducir por los documentos personales la "x", que se adjunta al sexo masculino y femenino, para indicar el género "intersexual".

Con la nueva ley la legislatura alemana respondió a una sentencia de la Corte constitucional que reconoció como expresión de los derechos de la personalidad la distinción entre el sexo "percibido y vivido".

El nuevo derecho, precisó SZ, se refiere a la "intersexualidad", diferente de la "transexualidad" de las personas con un sexo definido, masculino o femenino, que se sienten que pertenecen al otro y como tales quieren ser reconocidos.

Los "intersexuales" son en cambio personas que no tienen precisadas connotaciones físicas sexuales y son comúnmente definidos como "hermafroditas".