Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Télam 162
Télam 162
 DyN 162
DyN 162

Tal como anticipó ayer Infobae, a través de las Resolución 848, publicada hoy en el Boletín Oficial, se dispuso que el Estado recupere formalmente la administración y el control de las líneas ferroviarias de pasajeros San Martín, Roca y Belgrano Sur.

En lo que fue calificado como "un paso hacia la estatización plena", el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, firmó la resolución para que "la prestación de los servicios" de esos tres ramales pasen a manos de la empresa estatal Sociedad de Operadora Ferroviaria (SOFSE), luego de haber sido gerenciados por una firma mixta llamada Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE).

Por el momento, la comunicación oficial sólo abarca a esas tres líneas de ferrocarriles, que conectan ciudades de la provincia de Buenos Aires con la Capital Federal. Se desconoce qué sucederá con el tren Sarmiento y el Mitre, porque quedaron -por el momento- excluidos de la resolución firmada ayer por Randazzo, y publicada hoy en el Boletín Oficial.

Entre los considerandos, se destaca que la medida se adoptó "a los fines de profundizar el proceso de reordenamiento ferroviario y estratégico establecido por el Estado nacional y en atención a la especificidad y profesionalidad que el sistema ferroviario requiere".

Con esta determinación, el Estado se hará cargo de las decisiones estratégicas que van desde el manejo de las frecuencias de los servicios, pasando por las determinaciones relacionadas con el material rodante, el personal, el pago de sueldos y la realización de obras así como su control y supervisión de esas tareas.

Sobre las obras, añade la resolución, se asignó a otra empresa estatal, Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado, la administración de las que se encuentran en curso de ejecución y las consignadas a implementarse en el futuro.

Asimismo, se aclara que las obras actuales, que estaban a cargo de UGOFE, continuarán siendo ejecutadas por esa empresa mixta.

La resolución, por otro lado, le da 90 días a la estatal SOFSE para que pueda readecuar los contratos actuales firmados entre la cartera de Transporte y UGOFE a la nueva norma.

      randazzo-tren-roca.jpg

En sus orígenes, UGOFE estaba conformada también por Trenes de Buenos Aires (TBA), aunque su participación fue revocada luego del trágico accidente de Once, que ocurrió en febrero de 2012 y dejó como saldo 51 muertos y centenares de heridos. Las líneas ferroviarias reestatizadas eran operadas por la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE), una sociedad mixta integrada por Metrovías y Ferrovias, que estaba a cargo de lo operativo, mientras que el Estado nacional era responsable del pago de los sueldos.

UGOFE fue creada en 2005 para controlar el ferrocarril San Martín de manera temporal hasta adjudicar la operación de la línea, algo que nunca sucedió. En mayo del 2007, mediante un decreto firmado por el entonces presidente Néstor Kirchner, se incluyó al ferrocarril Roca en la gestión de la concesionaria mixta.

Luego del accidente de Once, cuando se puso la lupa sobre el mal estado de los ferrocarriles metropolitanos y las dudas sobre el destino de los millonarios subsidios nacionales a las empresas gerenciadoras, el gobierno nacional comenzó a implementar un cambio de rumbo respecto de las políticas de transporte ferroviario.

Primero se quitó de la órbita del Ministerio de Planificación a la Secretaría de Transporte, que pasó al ámbito del Ministerio del Interior, a cargo de Randazzo.

A partir de allí, se fueron disponiendo una serie de estatizaciones de servicios. La primera línea en quedar a cargo del Estado, en mayo de este año, fue la del Belgrano Cargas, el ferrocarril de transporte carguero más extenso del país.

Para la operación del Belgrano Cargas se creó una sociedad anónima, compuesta a su vez por varias empresas estatales: Administración de Infraestructuras Ferroviarias, la Sociedad Operadora Ferroviaria y la Administración General de Puertos.

La siguiente estatización fue la semana siguiente y esta vez se trató del Tren de la Costa, que estaba a cargo de la empresa brasileña América Latina Logística (ALL). Esta línea también quedó a cargo de SOFSE.