162
162
 162
162
 162
162

Cincuenta sombras de Grey narra la intensa y fogosa relación entre un multimillonario de 27 años, Christian Grey, y una ingenua estudiante universitaria, Anastasia Steele, donde abunda el sexo explícito y las más perversas fantasías eróticas. Las dos novelas posteriores de la exitosa saga llevan por título Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas.

E.L. James, autora de la exitosa trilogía erótica -que se convirtió en la segunda saga más vendida en el mundo, detrás de Harry Potter- fue nombrada por la revista Time como una de las cien personas más influyentes del año. Con la crítica y millones de lectores que se convirtieron en fanáticos, la obra ya se ha traducido a más de 40 idiomas.

El film se estrenará el 1 de agosto de 2014 en Estados Unidos, aunque todavía se desconoce qué actores darán vida al multimillonario y a la estudiante. Se barajan los nombres de Robert Pattinson, Alex Pettyfer, Ian Somerhalder, Ryan Gossling, Michael Fassbender y Zac Efron para el papel masculino. La protagonista femenina podría estar entre Emma Watson, Mila Kunis, Ashley Benson, Leighton Meester, Elizabeth Olsen y Emilia Clarke. Aunque parece que la incógnita se develará a último momento.

Después de perder su virginidad con Grey, Anastasia firma un contrato con este millonario por el cual le da el control completo de su vida, incluyendo la satisfacción plena de sus deseos sexuales, los cuales giran alrededor del sadomasoquismo y los castigos corporales.

Las únicas prácticas que quedan exceptuadas en la historia son las relacionadas con los niños, los animales, los daños físicos permanentes, la asfixia, la electricidad en el cuerpo, el fuego, la materia fecal, las pérdidas de sangre y los instrumentos ginecológicos.

Pero, ¿por qué una novela de sadomasoquismo pudo haber atrapado a millones de mujeres en el mundo? Muchas de sus lectoras refieren que desde que leyeron esta apasionada historia su desempeño sexual ha mejorado, ya que se han sentido con la libertad de explorar y experimentar nuevas sensaciones.

Además, aseguran que se animaron a hablar abiertamente con sus parejas sobre sus fantasías sexuales, sintiéndose apoyadas por la autora de este libro que también es mujer.

Y si de fantasías se trata, diferentes estudios de sexología afirman que la dominación es una de las favoritas de ellas, que quieren ser sometidas por su hombre, seguramente de un modo un poco menos violento de cómo sucede en estas páginas. A muchas les atrae leerlo solas, pero algunas prefieren compartirlo en la intimidad con su compañero y dar rienda suelta a la imaginación.

En su juventud, nuestras madres y abuelas pasaban las tardes leyendo las típicas novelas románticas, donde se tejían las historias de amor más tiernas y sentimentales. Algunas eran un poco más subidas de tono y se escondían para leerlas por temor a que las descubran.

Sin embargo, parece que esta nueva generación de mujeres prefiere dejar de lado el tabú que siempre rodeó al sexo y zambullirse de lleno en él, llegando a sitios antes jamás pensados como el sadomasoquismo. Y lejos de esconderse, sus lectoras cuentan sus experiencias a viva voz y recomiendan con empeño este libro a quienes aún no han caído en sus apasionadas redes.