Rusia avanza en la censura de "propaganda gay"

La Cámara Baja aprobó la ley que impide la difusión de las actividades de comunidades homosexuales. Hubo disturbios y detenciones en las afueras del Parlamento

 AP 163
AP 163

La Cámara baja del Parlamento ruso aprobó, este martes, una prohibición de la "propaganda" gay, una medida que los grupos de derechos humanos dicen que ya ha alentado ataques contra los homosexuales, mientras el presidente Vladimir Putin apuesta por una agenda social cada vez más conservadora. Sólo resta la ratificación en la Cámara alta.

Durante el debate de la ley en el Parlamento, activistas homosexuales que habían participado en una "protesta de besos" en el exterior del edificio para manifestarse en contra de la ley fueron acosados y atacados con huevos por manifestantes antigays, y después una veintena de ellos fueron detenidos.

La ley prohíbe la divulgación de "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales" a menores y establece fuertes multas para los infractores. El proyecto de ley se aprobó con 436 votos a favor de los 450 escaños de la Duma. Un diputado se abstuvo y otro votó en contra.

"Las relaciones sexuales tradicionales son relaciones entre un hombre y una mujer", afirmó la diputada Yelena Mizulina a la Cámara. "Son precisamente estas relaciones las que necesitan de una protección especial del Estado", agregó.

Críticos aseguraron que la ley prohibirá, en realidad, todas las manifestaciones a favor de los derechos de los homosexuales y podría ser utilizada para procesar a cualquiera que alce su voz a favor de los gays.

"Ya hay bastante presión y violencia contra los gays y esta ley no sólo hará que continúe sino también que empeore", dijo Viktoria Malyasova, de 18 años, en el exterior de la Duma. "Puede que no sea gay, pero he venido a defender mi derecho y el de otras personas a amar a quien deseen", añadió.

      
      

Violencia homofóbica

No hay datos oficiales de crímenes contra los gays en Rusia, pero en una encuesta online realizada el año pasado, un 15 por ciento de unas 900 respuestas de gays, lesbianas, bisexuales o transexuales dijeron que habían sido agredidos físicamente al menos una vez en los últimos 10 meses.

Putin, que ha aceptado a la Iglesia Ortodoxa Rusa como una autoridad moral y se ha aprovechado de su influencia como una fuente de apoyo político, ha defendido valores sociales conservadores desde que comenzó un nuevo mandato de seis años en mayo de 2012.

Los manifestantes prohomosexuales en el exterior de la Duma, el martes, fueron ampliamente superados en número por unos 200 activistas antigays que los rodearon, mientras coreaban "Rusia no es Sodoma", cantaban oraciones ortodoxas y les arrojaban huevos podridos.

Después de peleas en las que un hombre fue derribado y golpeado por activistas antihomosexuales, la policía comenzó a detener a manifestantes progays y a subirlos en autobuses. La Policía de Moscú señaló que unas 20 personas fueron detenidas.

La Duma aprobó otra ley el martes que castiga con hasta tres años de prisión los insultos a las creencias religiosas, una medida propuesta después de la protesta que tuvo lugar el año pasado por parte del grupo Pussy Riot en la catedral de Moscú.

Dos miembros del grupo musical femenino están cumpliendo una condena de dos años de cárcel por "vandalismo motivado por odio religioso", después de un juicio que desató críticas internacionales. Ambas leyes necesitan aún la aprobación de la Cámara alta, que es más conservadora, y la firma de Putin.