163
163

Al ritmo de un adolescente, apareció en Bilbao, España, un anciano que impresiona con su manera de pasar el tiempo. Montado en un skate se lo puede ver deslizarse por rampas y por el llano. Todo un experto.

Si bien no hace saltos espectaculares, lleva con mucha altura sus 76 años. Juanjo confesó que comenzó con esta actividad hace dos años, es decir, a los 74 años tuvo la valentía de practicar este deporte extremo por primera vez.

Según dijo para la televisión, la odisea comenzó por que él practicaba snowbord (otra curiosidad), y encontró tantas similitudes entre ambas disciplinas, que se lanzó a los parques de skate sin dudarlo.