Télam 162
Télam 162

Así lo advirtió un informe elaborado por el Instituto Argentino de la Energía (IAE) "General Mosconi", que subrayó que si el país "no rectifica el rumbo de su gestión energética, se encamina a profundizar su fracaso".

"Esto será intolerable para la economía nacional y lo pagaremos caro todos los argentinos", enfatizó el IAE, que agregó que "la energía es el problema más importante de la infraestructura argentina" y por este motivo, "un problema central de gobierno".

"El futuro energético no está asegurado y Argentina depende cada vez más de la importación energética, cuando su economía no produce suficientes dólares para ello", remarcó.

Al cumplirse el primer aniversario de la recuperación de YPF por parte del Estado, el IAE resaltó que "en materia petrolera y gasífera, hoy estamos peor que hace un año y el Gobierno disimula y oculta los datos".

"Los resultados hasta aquí obtenidos no son alentadores ni para YPF ni para el sector de hidrocarburos en general", sostuvo el informe.

El IAE reseñó que según datos oficiales de la Secretaría de Energía de la Nación, en el tercer cuatrimestre de 2012 la producción de petróleo de YPF cayó 5,2 por ciento con respecto al mismo período de 2011 y la de gas natural disminuyó 3%, al tiempo que "la perforación de pozos es inferior en 2012 a la de 2010 y a la de 2011".

Para el IAE, "la expropiación de YPF fue una medida precipitada, mal diseñada y peor implementada", algo que "tiene consecuencias políticas, económicas y energéticas".

"La expropiación está todavía impaga y peor aún, todavía YPF no ha sido tasada. Esto le impide a YPF, entre otras cosas, acceder al financiamiento internacional y consolidar alianzas con empresas petroleras de primer nivel que puedan aportar recursos humanos, capital y tecnología fundamental para el desarrollo de los yacimientos no convencionales".

"Toda la expectativa política se colocó en cabeza de YPF, aunque ella solo maneje el 30% de los recursos de hidrocarburos nacionales. YPF no puede por sí sola revertir la declinación del sector energético argentino y lograr el autoabastecimiento promovido por la ley que lleva ese nombre, y mucho menos en el corto plazo", completó.