EFE 162
EFE 162
 AP 162
AP 162
 162
162
 162
162

"Soy un pivot de la NBA de 34 años. Soy negro y soy gay":así comienza la historia que Collins, de 34 años, escribió junto al escritor Franz Lidz en un amplio artículo publicado por la revista Sports Illustrated.

"No me propuse ser el primer atleta abiertamente gay que juega un deporte de equipo estadounidense. Pero como lo soy, estoy feliz de iniciar el diálogo".

Collins, en la actualidad agente libre, jugó durante 12 temporadas en seis equipos distintos de la NBA, revistando la pasada temporada en los Boston Celtics y los Washington Wizards. Ayudó a los New Jersey Nets llegar a las finales de la NBA en 2002 y 2003.

"Ojalá no fuera el chico en el aula levantando la mano y diciendo: 'Yo soy diferente'. Si por mí fuera, alguien ya lo habría hecho. Nadie lo hizo, es por eso que estoy levantando la mano".

La histórica revelación centrará la atención en Collins y en cualquier club que decida ficharlo, así como en las actitudes de sus nuevos compañeros.

Celebridades lo apoyan

Collins recibió mensajes de apoyo de todos los ámbitos, desde el expresidente estadounidense Bill Clinton (1993-2001), y el comisionado de la NBA, David Stern, hasta estrellas del deporte, como Kobe Bryant, Steve Nash yMartina Navratilova, y celebridades del mundo del espectáculo, como el cineasta Spike Lee y la presentadora y actriz Ellen DeGeneres.

"El anuncio de hoy de Jason es un hito importante para el deporte profesional y para la historia de la comunidad LGBT (Lesbiana-Gay-Bisexual-Transgénero)", dijo Clinton, cuya hija Chelsea era amiga de Collins en la Universidad de Stanford. La propia Chelsea tuiteó sus felicitaciones a su compañero.

"Jason ha sido un jugador y compañero de equipo muy respetado a lo largo de su carrera y estamos orgullosos de que haya asumido el liderazgo en este tema tan importante", señaló por su parte Stern.

En la red social Twitter se sucedieron los saludos.

"Orgulloso de @jasoncollins34. No asfixies quien eres debido a la ignorancia de los demás #coraje #apoyo", dijo Kobe Bryant, astro de Los Angeles Lakers.

El canadiense Nash tuiteó: "Llegó la hora. Máximo respeto", mientras la famosa extenista Martina Navratilova, quien declaró ser homosexual en 1981, felicitó a Collins por su valentía.

"Jason Collins acaba de hacer Algo Bello. Sé tú mismo", escribió Spike Lee, en tanto DeGeneres dijo en Twitter: "Estoy abrumada por tu valentía, Jason, y te envío mucho amor".

Collins también fue saludado por la Casa Blanca en un comunicado emitido por el portavoz Jay Carney.

"Genuino y auténtico y veraz"

Collins, un jugador de 2,10 metros de altura, tiene un promedio de 3,6 puntos y 3,8 rebotes en 713 partidos de la NBA para New Jersey, Memphis, Minnesota, Atlanta, Boston y Washington, sobre todo en roles de reserva durante las últimas seis temporadas. Promedió 1,1 puntos y 1,6 rebotes la campaña pasada en un total combinado de 38 juegos para Washington y Boston.

En el artículo, publicado en la página web de la revista, Collins dice que quiere seguir jugando en la NBA y ser honesto acerca de sus sentimientos.

"Todavía me encanta el juego y todavía tengo algo que ofrecer. Mis entrenadores y compañeros de equipo lo reconocen", dijo Collins. "Al mismo tiempo, quiero ser genuino y auténtico y veraz".

El jugador dijo haber soportado años de angustia por vivir una mentira. "Estaba seguro de que mi mundo se vendría abajo si alguien lo sabía", dijo.

El básquebolista dijo que el reciente atentado en la Maratón de Boston reforzó su idea de que no debería esperar a que las circunstancias fueran perfectas para declarar públicamente su homosexualidad.

"Las cosas pueden cambiar en un instante, ¿por qué no vivir con la verdad?", escribió.

Collins dijo que sus esfuerzos para ocultar su sexualidad se hicieron casi insoportable en marzo, cuando la Corte Suprema de Estados Unidos escuchó argumentos a favor y en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

"A menos de tres kilómetros de mi apartamento, nueve juristas argumentaron acerca de mi felicidad y mi futuro",dijo Collins. "Ahí estaba mi oportunidad de ser oído y no podía decir nada. No quería responder a las preguntas y llamar la atención sobre mí mismo. No mientras todavía estuviera jugando".

El llamado de Obama

La Casa Blanca anunció hoy que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó por teléfono al jugador de la NBA Jason Collins, que admitió públicamente que es homosexual, para mostrarle su apoyo.

Collins, de 34 años, se convirtió en el primer deportista en activo de una de las grandes ligas profesionales de Estados Unidos en admitir públicamente que es gay.

Obama apoya el matrimonio entre parejas del mismo sexo y es firme defensor de la igualdad de derechos.

La primera dama, Michelle Obama, escribió un tweet de apoyo a Collins: "Muy orgullosa de ti, Jason Collins! Es un gran paso para nuestro país".

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que la decisión del jugador que la pasada temporada jugó en los Washington Wizards es otro ejemplo de "progreso y evolución".