"Google utiliza su sistema operativo para móviles Android como un 'Caballo de Troya' para engañar a sus socios, monopolizar el mercado de la telefonía móvil y controlar los datos de los clientes", acusó a través de un comunicado Thomas Vinje, abogado del grupo demandante, Fairsearch, que reúne a 17 empresas, entre ellas Nokia y Microsoft.

"Pedimos que la Comisión actúe rápidamente y de manera decisiva para proteger la competencia y la innovación en este mercado clave. Si no se hace nada, eso alentará a Google a seguir cometiendo abusos de posición dominante en las plataformas móviles (...), que cada vez están más dominadas por el sistema operativo Android", añade el texto de la solicitud.

FairSearch acusa a Google de obligar a los fabricantes que utilizan Android y que quieren proponer aplicaciones de Google como Maps, Play o You Tube, a aceptar también toda una serie de aplicaciones Google.

Según FairSearch, se proponen estas aplicaciones a detrimento de las de la competencia. Además, esto coloca a Android en una posición de control de los datos de los clientes, según considera el mencionado asesor letrado.