Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Charly Diaz Azcue 162
Charly Diaz Azcue 162
 Charly Diaz Azcue 162
Charly Diaz Azcue 162
 162
162
 Charly Diaz Azcue 162
Charly Diaz Azcue 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 162
162
 Télam 162
Télam 162
 EFE 162
EFE 162
 DyN 162
DyN 162

En Subterráneos de Buenos Aires, la empresa a cargo del servicio, informaron cuáles son los objetivos para renovar la flota en cada línea, ya que hoy en día conviven coches de entre 1934 y 1968, con los más nuevos que llegaron al país en 2001.

La línea A está actualmente fuera de servicio hasta el 9 de marzo para, entre otras cosas, realizar el recambio de los 95 vagones La Brugeoise de madera que serán reemplazados por 45 formaciones nuevas que el gobierno nacional le compró a China, y que se sumarán a 25 vagones marca Fiat que ya circulaban en la red.

Asimismo, la Ciudad promete que con estos trenes podrá habilitar las estaciones Plaza Flores y San Pedrito, que ya están construidas pero no podían comenzar a operar porque la flota era insuficiente.

Pero además SBASE lanzó una licitación para comprar otros 105 coches, que entrarían en servicio en mayo de 2015. Esto permitiría mejorar la frecuencia para que sea de menos de tres minutos entre formaciones.

Con respecto a la línea B: la Ciudad ya había concretado el año pasado la compra de 36 vagones usados al metro de Madrid, que están en proceso de llegar al país. Estos coches, sumados a los 126 marca Mitsubishi que ya tiene la línea, permitirían bajar la frecuencia pero principalmente habilitar las estaciones Echeverría y Rosas, que también están terminadas, para mayo próximo.

En la línea C, SBASE convocó a una "manifestación de interés", un proceso similar a una licitación pero en la cual no se acuerda la fabricación de vagones sino que se busca que las empresas que ya tengan stock se lo puedan vender a la Ciudad. Los vehículos tienen que ser iguales a los coches comprados a la ciudad japonesa de Nagoya, que circulan aquí desde 1999.

La Ciudad compraría tres formaciones enteras de seis vagones cada una, a un precio de no más de US$ 1.000.000 por coche. Con esto, podría ir enviando a taller a 36 de los 78 trenes que corren hoy, y que necesitan mantenimiento urgente. Una vez que toda la flota haya sido restaurada, la C, una de las líneas que más colapsa en hora pico, podría circular a menos de tres minutos entre formaciones.

A la línea D le comprarán a la empresa brasileña Alstom 24 coches nuevos, que estarían funcionando en 2015 y permitirían agilizar la frecuencia.

La línea E tiene hoy 56 vagones General Electric que están pasados en su vida útil, ya que fueron fabricados en 1968. El plan de SBASE es sacar los coches Fiat de la A cuando pueda reemplazarlos y tomar también vagones de otras líneas hasta completar una flota de 100, que entraría en servicio en 2015 y permitiría cubrir las tres estaciones que está construyendo la Nación: Correo Central, Catalinas Norte y Retiro, según informa el diario Clarín.

Línea H: SBASE ya le adjudicó a Alstom la compra de 120 vagones, que estarán disponibles para mediados de 2015. Con estos coches podrán brindar el servicio en toda la línea, en la que se están construyendo las estaciones Pompeya, Sáenz, Córdoba, Santa Fe y Las Heras, y debe retomarse la obra en Plaza Francia, frenada por la Justicia tras un amparo de vecinos que pidieron que no se dañara el arbolado de la plaza.

La estación Hospitales (junto al Penna y el Churruca) ya está lista pero no se la puede poner a funcionar porque aún no alcanza la flota de trenes.