AP 163
AP 163

La encuesta de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, divulgada por el diario El Universal y de la que participaron 1400 menores, señala que el 17% querría ser empresario; el 12,4% optaría por ser docente y apenas el 10,7% preferiría formar parte de las fuerzas de seguridad mexicanas.

Al 26,3% de los jóvenes mexicanos les gustaría parecerse a narcotraficantes o a sicarios. Sin embargo, el mayor porcentaje del sondeo (39,5%) no se identificó con ninguna de las opciones.

"El modelo de empresario es el ejemplo a seguir pero luego de ellos los referentes son los narcos y sicarios, de manera especial en las ciudades de los estados del norte", explicó el profesor José del Tronco, a cargo de la investigación.

Las principales diferencias del estudio se dan según la zona en la que viven los encuestados. En el caso del estado de Colima, en el este de México y una de las principales rutas del narcotráfico, el 24% cree que a sus amigos y familiares les gustaría que fueran narcotraficantes. En el estado de México la cifra baja a sólo el 1,9 por ciento.

Por otro lado, el estudio muestra que cerca del 60% de los jóvenes considera que la escuela a la que acude o el centro de estudios es un entorno violento.

El estudio, llevado a cabo entre agosto y noviembre del pasado año, ha contado con el apoyo de psicólogos, profesores y orientadores. Una de las conclusiones es que muchos se identifican con los miembros de cárteles debido a que los narcos ya se han infiltrado en algunas comunidades, a las que suelen ayudar y en las que invierten para poder mantener el apoyo de la población.