Télam 162
Télam 162
 NA 162
NA 162
 DyN 162
DyN 162
 Télam 162
Télam 162
 NA 162
NA 162
 162
162
 Télam 162
Télam 162

Luego del gran revuelo que generó la difusión pública de un almuerzo que se realizó en la ESMA, Julio Alak salió a explicar qué sucedió y disparó contra los opositores que se dicen "progresistas" pero "actúan en conjunto" con algunos medios de comunicación.

"Hubo una decisión de presentar un plan estratégico (de DDHH), que empezó a las 10 de la mañana y terminó a las 16", explicó el funcionario. "En un momento había que darle algo de comer a la gente, y se hicieron sandwichs para los empleados del ministerio", resumió en el programa 678.

Luego Alak se refirió a las críticas que recibió por el evento: "Transformaron la presentación de un plan en una celebración, un asado... Es una absoluta mentira, fueron unos sándwiches".

Al analizar las razones de la difusión que tuvo el hecho, el funcionario coincidió con Cristina Kirchner, quien había considerado que era "una noticia cazabobos".

"(la Presidente) Tiene razón, porque lo que hicieron Clarín y La Nación fue tratar de tapar la resolución en contra de los intereses del Estado, paralizando la estatización del predio de La Rural".

En el mismo sentido, Alak apuntó: "Lo que advierto en la reacción de la oposición es una suerte de desesperación política".

"Lo que me llama la atención es ver a Miguel Bonasso o a Victoria Donda actuando conjuntamente con los medios de comunicación que hicieron silencio total en la época del terrorismo de Estado", remarcó el ministro. "Esa unidad es una suerte de cambalache y de desesperación electoral", reafirmó.

"La Presidente pasó un año difícil y mantiene los índices de adhesion casi en el 50%, mientras otros sectores no pueden perforar el 11 o 12%", resaltó Alak. "Hay mucha desesperación. Saben que este año (el contexto) es más favorable para el Gobierno y advierten una inminente derrota electoral", completó el ministro de Justicia.