AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

El periodista independiente estadounidense, de 39 años, es un experimentado reportero de guerra que en los últimos años cubrió numerosos conflictos. Hasta la víspera de su desaparición, proporcionó a la Agencia France-Presse (AFP) material filmado en la provincia siria de Idleb.

Según testimonios recabados por la AFP, fue secuestrado el 22 de noviembre cerca de la ciudad de Taftanaz por cuatro individuos armados con kalashnikovs, que poco después liberaron al conductor de su vehículo y a su intérprete. Desde entonces, sus familiares carecen de noticias sobre su paradero.

Foley trabaja también para GlobalPost, un portal estadounidense de información internacional, y para algunas televisiones de ese país.

Sus familiares habían pedido mantener la discreción sobre su secuestro, esperando que esto facilitase la liberación del reportero. Pero pasadas ya seis semanas, decidieron hacer pública la información.

"Queremos que Jim vuelva a casa sano y salvo o por lo menos necesitamos hablar con él para saber que está bien", declaró John Foley, padre del secuestrado. "Es un periodista objetivo y pedimos que sea liberado indemne. A las personas que lo retienen, les pedimos por favor que nos contacten para poder actuar conjuntamente por su liberación", agregó.

La familia del reportero abrió, además, una página en internet y un perfil en la red social Facebook (www.freejamesfoley.org y http://www.facebook.com/freejamesfoley).

La página en internet, que muestra varias fotos de Foley en diversos reportajes en Oriente Medio, recalca: "Desaparecido desde hace 41 días", y llama a firmar una petición por su liberación.

En 2011, Foley pasó 43 días detenido en Libia por el régimen de Muammar Khadafi. Había sido enviado por el GlobalPost, que se implicó a fondo para obtener su liberación y acompaña también a sus familiares en esta nueva prueba.

Su secuestro en Siria no ha sido reivindicado hasta ahora por ninguna organización y podría ser obra de bandas criminales, de islamistas radicales o de grupos vinculados al régimen.

La AFP, solidaria con Foley y sus familiares, se movilizó de inmediato por la libertad del periodista. "Estamos en contacto permanente con la familia y con los allegados del periodista. Por otra parte, multiplicamos los contactos y tomamos todas las medidas que puedan ayudar a su liberación", declaró el presidente director general de la agencia, Emmanuel Hoog.