AFP 162
AFP 162
 AFP 162
AFP 162
 Tiempo Patagónico 162
Tiempo Patagónico 162
 Télam 162
Télam 162

Desde Copahue, lugar en el que se instaló para dirigir el Comité de Emergencia que se formó tras el inicio del proceso eruptivo, Sapag explicó que "hay presencia de magma en la superficie y si bien es un volcán con cráter abierto, lo cual es una ventaja, tenemos que estar atentos".

"Hemos decidido pasar de alerta amarilla a alerta naranja sin evacuación, lo que representa poner en marcha todos los mecanismos de Defensa Civil y de prevención", indicó el mandatario provincial. "Esto significa estar en guardia, atentos a una posible evacuación", admitió.

Se estima que unas 800 personas viven en el  área más afectada por la erupción; para tener mayores precisiones, esta tarde se inició un recuento de población que incluye también a los turistas que se encuentran allí.

Por su parte la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile decretó este domingo el alerta roja, pero descartó la evacuación preventiva de los habitantes del municipio Alto Biobío, cercano al volcán.

En el informe presentado por el Servicio Nacional de Geología y Minería del vecino país, de quien depende la vigilancia de los volcanes ubicados en la Cordillera de los Andes, se especificó que "los cambios en las características de la señal sísmica y la observación de incandescencia en el cráter indican la presencia de un cuerpo magmático en superficie, el cual podría generar flujos de lava por las laderas del volcán".

El volcán Copahue, ubicado a unos 380 kilómetros al noroeste de Neuquén Capital, tiene 2.910 metros de altura y su mayor proceso eruptivo registrado se produjo en el año 2.000.