164
164
 164
164

Este año, Axel tuvo un año fuerte en la televisión al formar parte del programa La Voz, que conduce Marley por la pantalla de Telefe. Este ciclo le dio una gran popularidad con un público muy joven.

Además, se prepara para presentar un gran show en próximo 8 de diciembre en Vélez. Según el cantante, poder llenar un estadio para 50 mil personas no fue solo una consecuencia de estar en un programa tan masivo en televisión, sino el resultado de una carrera que viene creciendo a través de los años.

"Creo que lo que nos está pasando con Un nuevo sol es producto de todo lo anterior, de los seis discos. Éste no explotó de golpe, algo venía sucediendo desde hace años. Sí hubo un punto de inflexión que fue Amo, el tercer disco, que marcó un antes y un después", afirmó en una entrevista para La Nación.

"Creo que con La Voz se suma gente que me conoce desde otro lado. En un programa en vivo quedás expuesto, sin filtro y eso a la gente le gusta. Al principio no sabía lo que podía pasar, después me di cuenta de que la tele a gran escala es como un tsunami. Si sabés surfear la ola, podés hacer una gran performance, pero si no, te pega una revolcada tremenda. Y creo que la estoy surfeando bien. Lo que sí puedo notar como efecto La Voz es que se diversificó mi público y se sumaron muchísimos chicos y chicas menores de 12 años", manifestó.

Según el intérprete, este público joven se caracteriza por "no transar" y por tener una filosofía de vivir "al aquí y el ahora", con la cual se identifica totalmente.

"Con Ale Sergi (de Miranda!) decimos: 'Loco, agradezcámoslo porque es hermoso, es un público noble que no va a transar'. Eso significa que lo que uno hace sigue manteniendo algo de pureza, de amor a la música de verdad. Además, las melodías de mis canciones son fáciles, soy amante de la melodía dulce, beatlera, no de la que es trabada, que rebusca; soy simple a la hora de componer y los chicos también lo son. ¡Ojo! que si a los chicos el próximo disco no les gusta, se van, no compran ninguna. Y eso está bueno porque está relacionado a una filosofía de vida que a mí me interesa que es el aquí y el ahora. Ellos viven el presente: "Esto que me gusta lo tomo y cuando no me gusta más, lo dejo".