162
162

Una mujer cordobesa de 34 años es juzgada como sospechosa de golpear y abusar de sus tres pequeños hijos (de 4, 9 y 12 años), en su casa del barrio Los Fresnos.

La mujer está acusada de ocho agresiones que ocurrieron en 2009, por lo que es juzgada por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo, coacción, coacción calificada, lesiones leves calificadas y calificadas por el vínculo, daño y agresiones calificadas.

Los hechos son de una gravedad extrema; entre ellos: introdujo un espéculo en la vagina de una de sus hijas, para acusar al padre de violador; golpeaba a los niños en la cabeza con botellas llenas, sin mediar palabra; llegó a incendiar su casa -cuenta el diario La Voz- con ella y los tres chicos adentro.

Por supuesto, la mujer les exigía a los niños que declararan que el autor de las agresiones era el padre, al que incluso intentó asesinar: en una ocasión lo abrazó y le pidió que no se fuera, pero de inmediato lo apuñaló en el pecho.

Los jueces encargados de definir la situación de esta mujer son Alberto Crucella, Mario Capdevila y Daniel Ottonello.