Chubut adelantó que no habrá "amnistía" para los policías sancionados

La administración de Martín Buzzi ratificó las sanciones contra los efectivos que desde hace diez días realizan un quite de colaboración en reclamo de aumentos salariales. "Un 90% de ellos está en actividad", aseguraron

 Gentileza Diario Crónica de Chubut 162
Gentileza Diario Crónica de Chubut 162

El subsecretario de Gobierno de Chubut, José Glinski, afirmó hoy que la medida de fuerza que lleva adelante un sector de la policía "no tiene incidencia en la prestación del servicio", ya que "el 90%" de los efectivos "está en actividad", al cumplirse el noveno día de retención de tareas. Reconoció, sin embargo, que la medida es significativa en lugares como Esquel.

Por su parte, el ministro de Gobierno y Justicia, Javier Touriñán, adelantó que "no habrá amnistía" para los 38 efectivos que fueron sancionados por adherir a la medida de fuerza.

La protesta es protagonizada por personal subalterno de varias comisarías, en reclamo de la aplicación de una "ley de enganche" con el 88% de la escala que cobra la Policía Federal Argentina.

La medida de los "autoconvocados" comenzó en Puerto Madryn, se extendió a Esquel y la comarca andina y luego alcanzó a Rawson, la capital, donde los policías se manifestaron en las calles.

Por otra parte, el subsecretario de Gobierno cuestionó "la falta de gimnasia" de los policías para negociar. "Los escuchamos, hacemos acuerdos y a la hora de consultar a sus colegas terminan desautorizados y todo vuelve a foja cero", argumentó.

Para Glinski, la propuesta es incluso superadora del 88 por ciento de "enganche" con los sueldos de la PFA, como reclaman los efectivos en huelga, pero -fustigó- "eso no se quiere ver".