Reuters
Reuters
 Reuters 163
Reuters 163

Un proyecto de la bancada oficialista del Parlamento argentino firmado en marzo por los diputados del Frente para la Victoria Jorge Yoma y Diana Conti volvió a poner sobre la mesa un debate que se ha dado casi exclusivamente en países americanos en los últimos años y que se ha aprobado en casos aislados en el resto del mundo.

Aunque el peso de las elecciones en Cuba es poco trascendente, la legislación vigente indica que todos los ciudadanos que hayan cumplido los 16 años pueden participar de los procesos electorales, cuyos candidatos pertenecen en su totalidad al Gobierno hoy liderado por Raúl Castro.

También en Nicaragua la ley electoral permite a los jóvenes elegir a su candidato favorito a partir de los 16, pero la imputabilidad para ser juzgado por delitos comunes rige solamente desde los 18, una posible contradicción que podría darse también en Argentina. En caso de prosperar el proyecto de la fuerza gobernante, se aplicará por primera vez en las legislativas de 2013.

En la última reforma constitucional ecuatoriana, Rafael Correa apoyó y logró que se apruebe el "voto facultativo", que prevé que los jóvenes entre 16 y 18 años que quieran sufragar puedan hacerlo. En Venezuela el tema se debatió en 2007, pero no llegó a aprobarse.

      

      Embed
Brasil, uno de los países sudamericanos con voto desde los 16 años

Brasil es el otro país sudamericano que ha sido pionero en bajar la edad en la que se pueden elegir autoridades nacionales, lo que le da a la región un carácter inusual con respecto al resto del continente y el mundo.

Las excepciones son contadas y en muchos casos no se trata de naciones con una democracia que genere adhesiones a nivel internacional. El récord lo tiene Irán, cuya edad piso para votar son los 15 años. En Chipre -donde gobierna el Partido Progresista de los Trabajadores, de origen comunista-, se habilita a los jóvenes desde los 16 y en Indonesia -el Partido Democrático accedió al poder en 2004- desde los 17.

En Europa, el único país que garantiza desde 2007 el derecho de voto de los jóvenes a partir de los 16 es Austria, mientras que en el caso de Eslovenia pueden votar si tienen una actividad laboral remunerada.

Además de Argentina, entre los países que debaten la posibilidad de reducir el piso de edad mínima para acceder al derecho del voto están Bolivia, Chile y Reino Unido.