Télam 162
Télam 162
 Telam 162
Telam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 162
162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162

El superclásico sudamericano se jugó por primera vez en los Estados Unidos. Y las más de 80.000 personas que fueron al estadio MetLife (Nueva Jersey) presenciaron un partido inolvidable, en el que Lionel Messi ratificó por qué es el mejor jugador del mundo.

El jugador del Barcelona apareció cuando su equipo más lo necesitaba, convirtió tres goles y fue la única explicación del triunfo "albiceleste". Es que el equipo de Sabella mostró muchos desacoples en la zona defensiva y por momentos fue desbordado por Neymar y compañía, pero salió airoso porque tiene al mejor de todos en sus filas.

Los brasileños arrancaron mejor y se pusieron en ventaja por intermedio de Rómulo. Sin embargo, antes del final de la etapa inicial "La Pulga" tuvos dos chances de gol y no perdonó; por eso Argentina se fue al descanso 2-1 arriba.

La multitud que fue al estadio tenía la ilusión de ver brillar a Messi y en menor medida a Neymar, las estrellas del fútbol mundial. Y el deseo se le cumplió: el crack argentino descolló; en tanto, el jugador del Santos fue de lo mejor de Brasil.

Segundo tiempo

El equipo de Sabella salió con más ambición en el inicio del complemento, pero volvió a sufrir por la floja marca de sus defensores y a los 8 minutos Oscar puso el 2-2.

De ahí en más se multiplicaron las situaciones de gol para uno y otro equipo, pero los brasileños sacaron ventaja por un error grosero del arquero Sergio Romero, que dejó escapar un centro que tenía en las manos y propició el gol de Hulk.

Parecía que Brasil se encaminaba a la victoria, pero Federico Fernández conectó de cabeza en el área rival y anotó el 3-3 que dejó el cierre del partido al rojo vivo.

El desequilibrio final llegó, como no podía ser de otra manera, por intermedio de Messi, que tras una larga corrida sacó un remate desde afuera del área que se metió en el ángulo derecho del arquero brasileño y fue el 4-3 definitivo.

Inolvidable victoria de Argentina, que se resume en la figura de Lionel Messi, el salvador de un equipo que debe mejorar mucho.



FORMACIONES:


Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay, Clemente Rodríguez; José Sosa, Fernando Gago, Javier Mascherano, Ángel Di María; Lionel Messi y Gonzalo Higuaín. DT: Alejandro Sabella.

Brasil: Rafael; Rafael Silva, Bruno, Juan, Marcelo; Sandro, Rómulo, Oscar, Hulk; Neymar y Leandro Damiao. DT: Mano Menezes.


SÍNTESIS DEL PARTIDO:

GOLES: 22' PT Rómulo (B), 31' PT Messi (A), 34' PT Messi (A), 10' ST Oscar (B), 26' ST Hulk (B), 30' ST Fernández (A) y 39' ST Messi (A).

Amonestados:
Argentina: Gago (11' PT), Higuaín (3' ST), Mascherano (13' ST)
Brasil: Rafael Da Silva (37' PT), Juan (36' ST)

Expulsados:
Argentina: Lavezzi (45' ST)
Brasil: Marcelo (45' ST)

Cambios:
Argentina: Guiñazú por Sosa (12' ST), Agüero por Di María (28' ST), Lavezzi por Higuaín (43' ST) y Campagnaro por Clemente Rodríguez (43' ST)
Brasil: Juliano por Oscar (14' ST), Pato por Damiao (23' ST), Casemiro por Rómulo (29' ST), Danilo por Rafaela (34' ST), Lucas por Hulk (38' ST)
 

Estadio: Metlife de New Jersey (Estados Unidos)

Árbitro: Jair Marrufo (Estados Unidos)