162
162
 162
162
 162
162
 Télam 162
Télam 162

El ex integrante de las fuerza británicas se presentó en la biblioteca municipal de Puerto Santa Cruz, 250 kilómetros al norte de Río Gallegos, donde una gran cantidad de gente se acercó para ecuchar su relato sobre lo que vivió en la guerra.

El diario local La Opinión Austral cubrió el evento y contó que al ser requerido sobre la pertenencia de las Malvinas, Richards, quien desde hace tiempo se encuentra radicado en Santa Cruz, exhibió un gorro con el escudo de las islas en celeste y blanco. Por supuesto, este gesto provocó un caluroso aplauso de la gente que estaba en el lugar.

Este ex combatiente, experto en armamento, tenía 22 años y realizaba mantenimiento en los buques de la armada británica durante el conflicto -en el que nunca disparó un tiro, señala el artículo-, luego regresó a su casa en el noroeste de Inglaterra y tuvo varios empleos, entre ellos la atención de pubs en Londres.

A fines de 2010 conoció por las redes sociales a la correntina Laura Canessa, a mediados del año siguiente ya tenía pasaje para viajar a Argentina, se casó con ella y juntos se radicaron en Los Antiguos, noroeste provincial, a 900 kilómetros de Río Gallegos.

"Cuando veníamos hacia el sur nos dijeron que tomábamos posición y como la Marina de Inglaterra tiene 900 años de historia, y es la mejor del mundo, se suponía que apenas mostrara su potencial" Argentina "se rendiría" y que todo duraría "tan sólo cinco días".

Pero las tropas locales tenían "una tenacidad sorprendente" e hicieron "un esfuerzo sobrehumano" poniendo "el corazón en este enfrentamiento bélico". Y al final, cuando regresaban, no hubo "nada más que un absoluto respeto por el soldado argentino. Por supuesto, ésto no es lo que reflejaron los diarios británicos", aclaró el veterano.

Además Richards consideró que Naciones Unidas debería "forzar a las dos partes a sentarse en la mesa de diálogo y arreglar la situación" y que el reclamo argentino sobre la soberanía de las islas "sirve para alertar al resto del mundo y para que otros países se sumen" a esa reivindicación.