Reuters 162
Reuters 162
 EFE 162
EFE 162

La imagen de un hombre con las manos a los lados de la cabeza gritando bajo un rayado cielo rojo de Munch ha sido popularizada en películas y todo tipo de artículos. El grito se ha convertido en parte de la cultura pop, siendo "usada por todos desde (Andy) Warhol hasta Hollywood, caricaturas, tazas, camisetas y demás", observó Michael Frahm, de la firma de asesoría de arte Frahm. "Junto con la Mona Lisa, es la imagen más famosa y reconocible en la historia del arte", añadió el experto.

La sala de Sotheby's en Nueva York se agitó cuando el cuadro fue presentado para ser vendido mientras lo vigilaban dos guardias a sus lados. Las pujas comenzaron en 40 millones y siete compradores comenzaron a hacer sus ofertas pronto. La batalla se había reducido a dos compradores por teléfono cuando el precio histórico fue sellado luego de cerca de 12 minutos. El precio total (US$ 119.922.500 millones) incluye la prima que la casa cobra al comprador.

Sotheby's dijo que la versión en pastel sobre tabla rematada de El grito es la más colorida y vibrante de las cuatro y la única cuyo marco fue pintado a mano por el artista para incluir un poema en el que detalla la inspiración del trabajo. En él, Munch se describe a sí mismo "temblando de ansiedad" y sintiendo "el gran grito en su naturaleza".

La obra la ofrecía el empresario Petter Olsen, cuyo padre fue amigo y mecenas del artista expresionista noruego. Las ganancias de la subasta irán a la creación de un nuevo museo, un centro de arte y un hotel en Hvitsten, donde el padre de Olsen y Munch fueron vecinos.

Olsen dijo que vendió la pieza a través de Sotheby's porque le parecía que era "el momento de darle al resto del mundo la oportunidad de poseer y apreciar este extraordinario trabajo". Comentó: "He vivido con esta pintura toda mi vida, y su poder y energía simplemente han crecido con el tiempo".

El director del Museo Nacional en Oslo, Audun Eckhoff, indicó que las autoridades noruegas aprobaron la venta del cuadro pues las otras versiones se encuentran en museos noruegos. Una versión es propiedad del Museo Nacional y dos más son del Museo Munch, que también está en la capital.


Pablo Picasso ostentaba el récord anterior de venta con 106,5 millones por Desnudo, hojas verdes y busto, vendida por Christie's en 2010 en Nueva York. Sotheby's aclaró que sólo ocho obras se han vendido por US$ 80 millones o más en una subasta, y sólo dos pasaron los 100 millones, además de la de Picasso: "Muchacho con pipa (El joven aprendiz)" de Picasso, que sumó 104,1 millones en 2004 y L'Homme qui marche I de Alberto Giacometti que se vendió por 104,3 millones en 2010.