162
162

Según la serie de Distribución del Ingreso que publica periódicamente el Indec, a partir de la Encuesta Permanente de Hogares, entre octubre y diciembre de 2011 la mediana de ingresos del jefe varón del hogar se mantuvo en los $3.000 del trimestre previo, mientras que la de la franja femenina se elevó de 2.000 a 2.200 pesos.

De ahí surge que la brecha a favor de los hombres se redujo de 50% a 36,4%. Sin embargo, semejante distancia es sólo nominal, habida cuenta de que para obtener esas remuneraciones promedio mensual, los primeros trabajaron 44 horas por semana, mientas que las segundas dedicaron 34 horas.

En consecuencia, el ingreso monetario medio por hora se mantuvo en el trimestre en $17,05 para el segmento masculino y aumentó a $16,18 para el femenino, con lo que la brecha a favor de los primeros se acortó en sólo tres meses de 15,9% a 5,4 por ciento.

La serie del Indec indica también que en la comparación de la remuneración horaria de los dos géneros ha prevalecido el de los varones sobre las mujeres, en un rango de 10% a 20 por ciento.

Sin embargo, "accidentalmente" en el relevamiento del segundo trimestre de 2007 se verificó un punto de quiebre de esa tendencia, pero no pudo sostenerse y volvió a la situación previa en forma ininterrumpida hasta el segundo cuarto de 2010.

Desde entonces y hasta similar período de 2011, la mujer logró recuperar el liderazgo, aunque sin superar el 3% de diferencia, la cual no pudo conservar en el semestre siguiente.