circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas
circuitoftheamericas


El Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo ratificó su confianza en que se podrá llevar a cabo la carrera pautada para el 18 de noviembre de 2012. Si bien desde los EEUU aseguran que llegarán, las imágenes del paraje donde se construirá el circuito generan escepticismo.

Los dueños del Circuito de las Américas, encabezados por Red McCombs -millonario tejano que fue propietario, entre otras cosas, de los San Antonio Spurs y los Denver Nuggets de la NBA-, emitieron un comunicado este miércoles para brindar tranquilidad a los fanáticos tejanos, que esperan ver la máxima categoría del automovilismo mundial en su estado.

Tras presentar los avales económicos y conseguir la confirmación de la FIA, ahora solamente resta que la construcción del monumental proyecto se lleve a cabo en el margen de tiempo estipulado.

"Invitamos a todos a visitar nuestro sitio web y registrarse para recibir toda la información. Los aficionados inscriptos tendrán la primera comunicación sobre los planes de venta de entradas. En cuestión de semanas tendremos más noticias interesantes, como la presentación del calendario de eventos mundiales que recibiremos", anuncia el documento.

Además de la Fórmula 1, Austin será sede de la categoría MotoGP y de la V8 Supercars. Fiel al estilo americano, habrá mucho más que espacios para los eventos deportivos.

"Su elemento distintivo será una pista de 5,5 kilómetros. Pero también habrá edificios de apoyo que incluirán un centro médico, 14 suites para reuniones ejecutivas, un centro de conferencias y un salón de banquetes, así como un amplio espacio al aire libre de música en vivo", promete el comunicado.

Si bien no será sencillo alcanzar la meta, el vínculo escrito entre la FIA y el comité organizador del GP ya está sellado y prevé diez años de F1 en el estado norteamericano. En 11 meses, el mundo mirará a Texas para ver cómo responde ante la exigencia de recibir a la máxima categoría mundial. ¿Estará todo listo?