AFP
AFP

Conocida por la celebridad de algunos de sus fieles, como las estrellas de Hollywood Tom Cruise y John Travolta, la Iglesia de la Cienciología siempre estuvo rodeada por la polémica. Los más críticos le cuestionan esencialmente el estatus de religión al cual aspira.

Francia es uno de los países en donde más ha avanzado el Estado en ponerle límites a esta organización a la que en el año 2009 catalogó como secta y condenó al pago de fuertes multas.

Ahora, cinco dirigentes del grupo, entre ellos su líder, Alain Rosenberg, serán procesados por seguna vez, en este caso, por estafa a través de una "banda organizada".

Uno de los demandantes es el abogado Olivier Maurice, perteneciente a la UNADFI, una organización que lucha contra los abusos sectarios. El letrado espera que este juicio exponga "los métodos y técnicas de la cienciología", que "constituyen una estafa en banda organizada". "Para nosotros, la cienciología es una empresa que tiene como principal objetivo el captar la fortuna de sus adeptos", dijo Maurice en su alegato.

En los Estados Unidos, este movimiento, fundado en 1954 por el escritor estadounidense de ciencia ficción Ron Hubbard, es considerado una religión. La cienciología afirma tener 12 millones de seguidores en el mundo. En Francia serían unos 45 mil.