162
162

¿Qué son los implantes dentales? Son dispositivos de titanio que sirven para suplantar  las raíces dentarias. Es sabido que cuando un paciente pierde una pieza dentaria también pierde hueso; y esto es lo más importante que tenemos que entender: los implantes dentales detienen la reabsorción ósea.

Hace más de 20 años, el principal y casi único objetivo era lograr que estos dispositivos se oseointegren, a veces casi sin importar su ubicación, la tasa del éxito era del 75%. El profesional le decía al paciente que una vez que el implante "prenda" vería cómo realizar la prótesis.

Para que se comprenda mejor, el implante consta de dos partes: una es el implante o "tornillo" propiamente dicho y la otra es la prótesis dentaria que soporta esa raíz artificial.

Hoy la tasa de éxito es del 98% ya que la superficie y el diseño del implante evolucionaron mucho.

Cuando llega un paciente a la consulta, se trabaja más en la planificación del caso. Es como si el especialista estuviera construyendo un edificio, tarea que sería imposible sin realizar una maqueta. Con la implantología es igual: cuando llega un paciente que necesita muchos implantes debe realizarse esa "maqueta", pero de su boca, para así estudiar su caso y poder ver cómo terminar la rehabilitación antes de empezarla.

También hoy en día existen numerosos estudios para evaluar el caso antes de intervenir al paciente. Una reflexión es que gracias a la predictibilidad de los tratamientos es fundamental trabajar en la planificación y gracias a este estudio tan profundo del caso cuando se llega a la boca del paciente nada queda librado al azar.

Con respecto a la prótesis que se coloca sobre estos implantes, ésta puede ser de tres tipos diferentes.

Prótesis fija: Es la que no se saca y pone, es la mas cómoda para los pacientes, el único problema es que cuando uno pierde dientes, pierde hueso y a veces los dientes quedan muy largos (un incisivo superior mide aproximadamente 9,5 mm de alto). Pero esto es fácil de saber en el estudio previo ya que juegan muchos factores además del mencionado, como la altura del labio, su tipo de sonrisa y varias consideraciones estéticas.

Prótesis removible: Usando estos implantes puede lograrse que las prótesis de quita y pon tengan mucho mas sostén, de esta manera el paciente logra más confort ya que no se mueven los dientes  y vuelve a tener confianza tanto para comer como para hablar. Realmente es increíble ver el cambio de un paciente que antes usaba prótesis removible sin implantes y cuando este mismo paciente usa una prótesis retenida por implantes.

Prótesis híbridas: Este tipo de prótesis es una combinación de las dos anteriores. Es fija, pero el odontólogo la tiene que sacar una vez cada seis meses para realizar una higiene más profunda. Para que se entienda es una prótesis que va directamente atornillada a los implantes.

Lo más importante es entender que los implantes dentales ya son una realidad, y que son un elemento más (no el único), que bien planificado da muchas satisfacciones tanto a los profesionales como a los pacientes.

Por: doctor Carlos Enrique Palmieri (MN 11976), odontólogo UBA