"Vengo de jugar en el Querétaro de México. Se cumplieron objetivos personales y a nivel equipo, así que estuve contento. Lo único que los últimos seis meses no jugué, pero fue por diferencias con los dirigentes y no por lo futbolístico", explicó Carlos Bossio, en declaraciones al Ascenso por la Red.


El arquero de 37 años, de larga trayectoria en el fútbol, contó que "la verdad que no tuve muchas ofertas, y no puedo esperar. Así que arreglé en Defensa".