162
162
 162
162

A la izquierda, un transistor plano de 32 nn. A la derecha, los nuevos Tri-Gate

El anuncio llega a pocos meses de anunciarse una fuerte inversión para este desarrollo, pero luego de casi una década de investigación.

Intel modificó los interruptores electrónicos de sus microprocesadores, a fin de que las computadoras puedan seguir siendo más baratas y poderosas.

Con esto, la famosa Ley de Moore, seguirá vigente por otros cuantos años más. (Ver aparte)

Los interruptores, llamados transistores, han sido generalmente planos.

Con el agregado de una tercera dimensión —con "aletas" que surgen de la base— Intel podrá hacer más pequeños los transistores y los chips, algo parecido con los rascacielos, la solución para un uso más eficiente cuando escasea el terreno.

La empresa dijo que la nueva estructura permitirá que los chips funcionen con menos electricidad. Ello permitirá a Intel ampliar su participación en el creciente mercado de chips usados en los teléfonos y computadores tipo tablet, áreas en las que no ha prosperado Intel porque sus chips usan demasiada electricidad.

Los microprocesadores con transistores de 3-D serán producidos sin restricción alguna este año y aparecerán en los primeras computadoras en 2012.

Los transistores 3-D Tri-Gate de Intel les permiten a los chips operar a un menor voltaje de salida con una menor pérdida, lo que proporciona una combinación de mejora del desempeño y eficacia energética, en comparación con la generación anterior de transistores de punta. Esto les da a los diseñadores de chips la flexibilidad de configurar los transistores para el bajo consumo energético o el alto desempeño, dependiendo de la aplicación.

Los transistores 3-D Tri-Gate de 22 nm ofrecen hasta un 37% de aumento del desempeño con bajo consumo energético, en comparación con los anteriores transistores planos de 32 nm de Intel. Esta ganancia increíble significa que son ideales para su uso en pequeños dispositivos de mano, ya que pueden "alternar" de una posición a otra. Por otra parte, los nuevos transistores consumen menos de la mitad de la energía para obtener el mismo desempeño que los transistores 2-D en los chips planos de 32 nm.

Los Ivy Bridge, en acción:

Intel lleva hablando de 3-D, o transistores "de tres puertas" desde hace casi una década y otras empresas experimentan con tecnologías similares. El anuncio tiene importancia porque Intel ha logrado fabricar los transistores de forma más baratas y en cantidades industriales.

Un chip puede tener miles de millones de transistores, todos ellos uno junto a otro en una sola capa, como si fueran las calles de una ciudad. Los microprocesadores carecían de "profundidad", hasta ahora. En los chips de Intel, las aletas se elevarán verticalmente desde esas calles, una especie de puentes.

Sin embargo, el avance de Intel no significa que pueda agregar una segunda capa de transistores a los chips, o acumular capas como en un cubo. Ese concepto es aún muy distante, pero es uno de los mayores objetivos de la industria cibernética, ya que los microprocesadores cúbicos podrían ser mucho más veloces que los planos al mismo tiempo que consumen menos electricidad.

Un acercamiento a la nueva tecnología:

El anuncio oficial de la empresa, en inglés, click acá.