En aquella oportunidad, el pase se frustró, según Maradona, porque el presidente de River en ese entonces, Rafael Aragón Cabrera, no estaba dispuesto a pagarle un contrato mayor a los que cobraban Ubaldo Fillol y Daniel Passarella.


"Tenía la ilusión de ir a River", aseguró el jugador en declaraciones televisadas por el canal de noticias TN.