Reuters
Reuters

El mandatario había anunciado, el lunes, que analizaba extender a otras provincias la medida impuesta en Alta Verapaz, por 30 días, para combatir los nexos de las autoridades locales con el cártel mexicano Los Zetas.

Según el testimonio de vecinos, los sicarios al servicio de los traficantes se paseaban con fusiles de asalto por las calles de Cobán, la capital provincial, y agredían a los pobladores.

El ministro de la Defensa, Abraham Valenzuela, informó que instalará un destacamento militar permanente en esa localidad. En él operarán "soldados de elite para que hagan frente a los delincuentes que están delinquiendo en la región".

Señaló que el gobierno debe avanzar en el reclutamiento de 4 mil soldados más además de emprender la modernización de la institución. La tropa cuenta, actualmente, con 17.200 efectivos, de acuerdo con el jefe del Ejército.

Los cuerpos de seguridad que se desplegaron en Alta Verapaz incautaron el martes 154 fusiles de asalto AK 47, cerca de 500 mil quetzales en efectivo -61.664 dólares- y una avioneta utilizada por el crimen organizado.

En el país, tras la firma, en 1996, de los acuerdos de paz que pusieron fin a 36 años de conflicto armado interno, el Ejército sufrió periódicas reorganizaciones que provocaron una baja de 30 mil agentes.