El juez de la polémica dijo que los cascos a veces no son eficaces

  162
162

El juez de Faltas de la ciudad cordobesa de Santa Rosa de Calamuchita, Ricardo Gigena, defendió la resolución que ordenó eximir de pagar una multa a dos motociclistas sin casco, al opinar que "la mayoría de la gente" utiliza "artefactos" inadecuados que "agravan" las consecuencias de los accidentes de tránsito.
 
"Los cascos que utiliza la mayoría de la gente no responden a la normativa que requiere la legislación y se constituyen muchas veces en artefactos que agravan el problema más que disminuirlo", consideró Gigena.
 
El juez de Faltas expresó que "muchas madres o padres que llevan a sus hijos al colegio en scooters o ciclomotores van con cascos que exceden el volumen de la cabecita del niño, bamboleándose para todos lados, y eso no atribuye ningún tipo de seguridad al menor". "Es más, a veces los hemos visto con cascos de plástico, de juguete, al solo efecto de que el zorro gris, como le llaman, o el inspector municipal visualice que algo llevan en la cabeza y eliminar la posibilidad de detención", añadió.
 
El juez de Faltas reiteró luego que con su resolución, emitida en octubre último pero conocida el domingo, procuró "adecuar el marco legal fijado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre la despenalización de la tenencia de drogas en los casos Arriola y Bazterrica, al resolver la cuestión de tenencia de estupefaciente para consumo propio".
 
Detalló que el máximo tribunal actuó "sobre el artículo 19 de la Constitución nacional, que fija los lineamientos para decidir que las acciones privadas de los hombres que nada causan daño a personas o bienes de terceros están exentas de la autoridad de los magistrados". En ese sentido, argumentó que pretendió "reconocer, tal cual lo plantea la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el derecho individual a optar por un medio de seguridad".
 
No obstante, admitió el "amplio" rechazo que generó su pronunciamiento en colegas y expertos en la materia, entre ellos los miembros del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), para el que el casco evita el 36% de las muertes y el 67% de las lesiones cerebrales. "El porcentaje es amplio en el sentido de disentir con lo resuelto", reconoció Gigena.