162
162

La pornografía infantil registra un constante aumento en internet y otras plataformas, como los teléfonos móviles, y se calcula que unos 750.000 pedófilos en el mundo están conectados permanentemente a la red, según revela un informe presentado hoy en Naciones Unidas.

La relatora de la ONU sobre venta, prostitución y pornografía infantil, Najat M'jid Maala, desveló hoy cifras alarmantes sobre el desarrollo de este lucrativo crimen, al señalar que se estima existen 4 millones de sitios web con contenidos pornográficos que exponen a niños.

Se trata de un fenómeno que ha devenido en una verdadera industria del delito, que genera "miles de millones de dólares" y que cada vez se extiende más debido al acceso generalizado a las nuevas tecnologías.

Con los datos parciales de los que se dispone, se cree que la producción y distribución de imágenes pornográficas criminales abusando de niños podrían representar un negocio de hasta 20.000 millones de dólares por año.

La experta de Naciones Unidas explicó que uno de los mayores puntos débiles en la lucha contra la pornografía por internet u otras plataformas de comunicación es que todavía no está criminalizado a nivel internacional.

La lucha contra este tipo de crimen es muy difícil porque, entre otras cosas, requiere de medios tecnológicos importantes, de una información actualizada de los servidores que albergan los sitios pedopornográficos y una especialización de las fuerzas de seguridad en delitos cibernéticos.

A ese respecto, la relatora explicó que Interpol tiene miles de fotografías pornográficas con niños a los que resulta imposible identificar, pues para ello se necesitaría de una enorme cooperación entre países.

Finalmente, la experta planteó la necesidad de responsabilizar legalmente en este ámbito a los proveedores del acceso a internet, a los servidores y a los bancos, de manera que "bloqueen el flujo financiero para los grupos criminales" de pornografía con niños.