162
162
 162
162

El obispo de la diócesis de Ciudad del Este, Rogelio Livieres Plano, reveló que la Iglesia Católica ya contaba con denuncias hechas por varias mujeres contra el presidente de la República, Fernando Lugo, y que esto lo obligó a dejar el episcopado.

"Esta es una cosa conocida ya desde hace años... es verdad que se fueron destapando en el año 2002, 2003, 2004 y todos estos casos de Lugo lo llevaron a irse del episcopado", dijo el monseñor Livieres Plano a Radio 1000 de Paraguay.

El prelado destacó que la Iglesia Católica sabía que era muy probable que Lugo haya tenido hijos y como él no negó tal posibilidad, tuvieron que "invitarlo" a retirarse del obispado.

"Él (Lugo) es un hombre que recibe con cierta elasticidad todas las presiones y así va dejando pasar la cosas", apuntó.

Varias mujeres habrían denunciado al ex obispo de San Pedro ante el nuncio apostólico, Antonio Lucibello, pero luego se retractaron.

Ayer salió a la luz un segundo caso de paternidad. Una mujer, Benigna Leguizamón, exige al mandatario que reconozca y se haga cargo de su hijo.

Hace 15 días el presidente de Paraguay admitió la paternidad de un niño de dos años que tuvo con Viviana Rosalith Carrillo Cañete cuando aún era obispo.