La acupuntura aliviaría el dolor pélvico en embarazo

Especialistas explican que es posible que las agujas placebo no punzantes, que serían inertes, "en realidad activen fibras nerviosas y generen respuestas psicológicas"

  162
162

Tanto la acupuntura tradicional como la placebo ayudarían a aliviar el dolor pélvico en las mujeres embarazadas y ninguno de los dos enfoques sería más efectivo que el otro, revelaron investigadores suecos.

Se estima que el 30% de las mujeres embarazadas sufre dolor pélvico durante la gestación. La condición es una de las principales causas de discapacidad y licencia por enfermedad durante el embarazo.

Para determinar si la acupuntura podría beneficiar a las embarazadas, la doctora Helen Elden, de la Academia Sahlgrenska en Gotemburgo, y sus colegas asignaron al azar a 115 mujeres en gestación con dolor pélvico para que realicen acupuntura más tratamiento estándar, incluidas rutinas de ejercicio y asesoría o la misma terapia estándar junto con acupuntura placebo.

Cada tratamiento duró en total ocho semanas. La acupuntura placebo consistió en la colocación de agujas sin punta.

"Tanto las agujas genuinas como las falsas fueron colocadas a través de un dispositivo, pero las placebo no penetraron la piel", sino que crearon la ilusión de hacerlo, explicaron los investigadores.

Después del tratamiento, el registro de dolor pélvico disminuyó notablemente y de manera similar en ambos grupos, indicó el equipo. "Una aguja en contacto con la piel puede ser considerada una forma de estimulación sensorial", que activa las fibras nerviosas, dijo Elden a Reuters Health.

Por lo tanto, es posible que las agujas placebo no punzantes, que serían inertes, en realidad activen fibras nerviosas y generen respuestas psicológicas, explicó Elden.

"Eso puede explicar por qué la acupuntura no penetrante fue tan efectiva como la acupuntura (real) en la reducción del dolor", agregó la experta.

Pese a que la calidad de vida relacionada con la salud mostró mejoras similares en ambas cohortes, al igual que la recuperación y el nivel de incomodidad por dolor pélvico, más participantes del grupo tratado con acupuntura real logró continuar con su trabajo habitual.

Asimismo, la capacidad de realizar actividades diarias mostró mejoras sustanciales en el grupo que recibió los pinchazos reales.