162
162
Huracán necesitaba los tres puntos del partido ante Estudiantes bajo la temática del ?como sea?:

porque su promedio la acecha, porque en condición de local no tiene otra alternativa que ganar, pero sobre todo

porque su gente, que acompañó como nunca, que alentó como siempre, había llegado a la cancha de Vélez para que el festejo de los 100 años que ayer cumplió el club de Parque Patricios, tuviera 3 motivos más para festejar, traducidos en puntos.

Huracán y Estudiantes

jugaron un buen partido, porque los del hasta hoy técnico de

Huracán,
Jesús Martínez,

(la próxima fecha debuta

Ángel Cappa, ante River

), buscaron la victoria durante todo el partido, envalentonados por el trabajoso triunfo de la pasada fecha ante

Godoy Cruz

, en Mendoza, que infló el globo de las esperanzas.



Ante los de

Astrada,

que perdió su invicto como entrenador

pincha

(7 partidos sin perder), fueron protagonistas de un día inolvidable, histórico. A los 18 del primer tiempo,

Ariel Cólzera

habilitó a

César González,

cuyo remate fue bien ?muy bien- contenido por

Mariano Andújar,

la figura del partido, como ante

Lanús

y

Newell?s

.



Mientras tanto, a los 31 hubo una salvada increíble del arquero platense ante

Leandro Díaz

, que ganó entre los centrales de

Estudiantes

, pero no pudo vencer la resistencia del

Andújar.


Los de

Astrada

tuvieron apenas una situación, en la contra de esa jugada, donde

José Luis Calderón

sorprendió al perderse de cabeza un gol de esos que están hechos antes de convertirlos, sólo frente al arco, que se fue desviado, tras centro de

Enzo Pérez.

A los 38 del inicio, aparece nuevamente la figura de

Andújar,

esta vez ante

Ariel Cólzera

quien recibió por la derecha y se cerró para rematar dentro del área, en una buena resolución individual.



A sólo cuatro minutos del final

, Gastón Esmerado

, héroe centenario ?así tal vez lo definan las crónicas deportivas- lo perdió de media tijera, tras recibir un centro de

Cólzera.

Así,

Estudiantes

recordó en algún momento que para algo había llegado a la cancha de

Vélez

, y entonces

Matías Sánchez

ganó en el área una pelota que se había enredado entre las piernas de los defensores platenses, y remató abajo un tiro que salvó

Alejandro Limia

, en una clara demostración de latentes reflejos.



Todo lo bueno que había hecho

Cólzera

se derrumbó en el complemento, cuando a los 18 se fue expulsado por una dura, desleal entrada sobre un rival que le valió la roja directa.



Astrada

se dio cuenta que su equipo no tenía capacidad ofensiva y entonces sacó a

Raúl Iberbia

, un lateral defensivo, y mandó a la cancha al somelier del gol

Mauro Boselli

, para intentar ganar, y sacar ventajas de la derrota de

Tigre

ante

Argentinos.

Luego, a los 30,

Leandro Díaz

envió un centro de gol por la derecha, de no ser por la mala definición de

Hernán Barcos

, que le permitió tapar a

Andújar

su débil remate.



A los 34 pudo dar resultado el cambio en

Estudiantes

, cuando

Gastón Fernández

pudo un pase en cortada por la derecha para

Enzo Pérez

, quien tiró un centro atrás en busca de

Boselli,

pero anticipó

Limia

para quedarse con el balón.



Cuando parecía que todo terminaba en tablas, hubo tiempo para un

blooper

para ver una y mil veces: a los 40 le pegó

Barcos

desde su posición, hubo un rebote que favoreció a

Javier Pastore

para su remate potente que encontró a un desorientado

Laverni

quien, por la fuerza del impacto, cayó varios metros más adelante.



Y a los 42 llegó la jugada que desató el festejo completo, y que tuvo el aporte de

César González

y

Hugo Barrientos

por la izquierda, éste mandó un centro que cruzó toda el área y encontró a

Pastore

.



El jugador maniobró de espaldas al arco y descargó para

Gastón Esmerado quien recibió, se acomodó para la zurda y clavó un remate espectacular, para gritar por uno, 10, 50, 100 (felíz cumple) años?

Así, el club de

Parque Patricios

suma 15 puntos, mientras que

Estudiantes

, con la derrota, se queda en 18.