El sábado se vivió un momento de suma tensión en la localidad bonaerense de Trenque Lauquen, cuando un grupo de vecinos se manifestó frente a la puerta de la casa del intendente Jorge Barrachia, para protestar por su apoyo a la política de retenciones móviles. Éste reaccionó disparando tiros al aire.

Los manifestantes denunciaron que el intendente actuó en forma peligrosa, mientras que Barrachia justificó su accionar sosteniendo que la gente intentó incendiar su vivienda.

Tras el episodio, el jefe comunal intentó explicar lo sucedido a los medios locales: "Yo que sé si no me van a quemar la casa", le dijo a la prensa.

"La violencia genera violencia. Evidentemente no es muy elegante que yo tenga que tirar tiros, pero cuando te violan la propiedad e intentan prenderla fuego?", agregó a otro medio de prensa.

Desde la asociación rural local, su titular, Osvaldo Della Mata, aseguró que nunca hubo intención de quemarle la casa, "es una mentira", y declaró que la manifestación "no intentó ser nunca una violación de domicilio".