El 80% de los consumidores desconoce sus derechos

El dato surge de una encuesta realizada en todo el país. Uno de los derechos que tienen los consumidores es pedir un resarcimiento de hasta $5.000 por un producto defectuoso

  162
162

Parece extraño que, en una sociedad que cuenta con individuos tan vehementes a la hora de discutir sobre política, deportes y etcéteras varios, el 80% de los consumidores no conozcan sus derechos para poder defenderse. Sin embargo, así es, según demuestra una encuesta realizada a nivel nacional.
 
El sondeo, realizado a 487 personas por D'Alessio Irol, indicó que el 79% de los consumidores desconoce la Ley de Defensa del Consumidor (24.240) y las modificaciones que sufrió la misma en el último tiempo (26.631).
 
Ante los resultados, Pablo Chamatrópulos, del Centro de Orientación, Defensa y Educación del Consumidor (CODEC), dijo que "la ley es buena, pero falla la implementación".

Luego, continuó: "Son pocos los consumidores que acceden a la ley comparados con la cantidad de abusos que existen a diario en el mercado. Peor es el diagnóstico en cuanto al rol del Estado: salvo algunas excepciones, a duras penas los organismos oficiales se dedican a conciliar los casos que reciben".
 
Por su parte, Horacio Bersten, coordinador jurídico de la Unión de Usuarios y Consumidores, señaló que "el Estado debe brindar información masiva y realizar un control real y efectivo: la información no se ofrece y el control brilla por su ausencia. Es obvio que en estas condiciones no hay protección adecuada".
 
"La Nación, las provincias, los municipios y también las asociaciones de consumidores son los responsables de la aplicación de esta ley, que es una herramienta espectacular para la gente", comentó la diputada Patricia Vaca Narvaja, ex subsecretaria de Defensa del Consumidor.

Algunos puntos de la ley
La misma, que cuenta con 15 años de antigüedad y fue modificada hace dos meses por el Congreso, indica que el Estado puede multar hasta con $5.000.000 a las empresas que cometan infracciones, que los consumidores pueden reclamar hasta $5.000 cuando un producto es defectuoso o un servicio no cumplió con lo prometido, que un servicio contratado por teléfono o por la web puede darse de baja por el mismo medio, y que las garantías de ropa y electrodomésticos deben ser de seis meses, según publicó el diario Clarín.