162
162

La ciudad de Saladillo se encuentra convulsionada por un violento hecho vinculado a los productores agropecuarios, que desde hace 12 días mantienen una medida de fuerza.

Un concejal y a la vez productor agropecuario recibió una amenaza de muerte tras rehusarse a unirse al paro y, al mismo tiempo, no adherir a una sesión del Concejo Deliberante para apoyar la medida de fuerza.

"Es un apriete al que no estamos acostumbrados en Saladillo", explicó a Infobae.com un cercano al productor amenazado, que también prefirió el anonimato.

De acuerdo a las fuentes, el intendente radical Carlos Gorosito hizo un pedido al Concejo Deliberante para que brinde su aval a la medida de fuerza. Pero desde el bloque mayoritario del órgano se negaron.

Ante esa situación, dos personas fueron a buscar al productor a su domicilio y no lo encontraron. Inmediatamente, se dirigieron al campo que posee, donde lo increparon hasta amenazarlo de muerte.

Horas más tarde, el sobrino del hombre que recibió la amenaza sufrió una violenta situación cuando intentó pasar con su auto por el piquete de los productores rurales. Recibió insultos y el vehículo terminó golpeado.

Las mismas fuentes indicaron que se radicó una denuncia penal, por lo que la Justicia ya tomó intervención e investiga lo sucedido.

Misa sobre la ruta
Por otro lado, una ceremonia religiosa tuvo lugar en el lugar del piquete en Saladillo, en la intersección de las rutas 205 y 51.

Un sacerdote de esa ciudad ofició una misa desde las 14 horas para los productores que realizan el paro. Las fuentes relataron que Gorosito facilitó su vehículo y parlantes para la ceremonia.
 
*La foto corresponde a una misa realizada en el corte de rutas de Pergamino