AP 162
AP 162

Asimismo, no está descartado que vengan a la Argentina con sus familiares, según trascendió. Además, sería la primera salida de la mujeres del país.

Clara Rojas y Consuelo González, las dos rehenes colombianas liberadas ayer por las FARC, se reencontraron entre abrazos, besos y lágrimas con sus familiares, en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, de Caracas.
 
Al descender del avión en el que llegaron desde la frontera con Colombia, la ex congresista Consuelo González, de 57 años, fue abrazada entre lágrimas por sus hijas, Patricia y María Fernanda Perdomo, quienes la esperaban junto con una nieta, a la que no conocía.

La ex candidata a la vicepresidencia colombiana Clara Rojas, de 44, besó una y otra vez a su madre, Clara González, 76, quien se desplazó con un andador hasta la escalerilla del avión. González tomó en brazos a su nieta, y dijo: ?Esto es como volver a vivir?.

Rojas, secuestrada en febrero del 2002 junto a su amiga y compañera de fórmula presidencial, Íngrid Betancourt, debe buscar en Colombia a su hijo Emmanuel, de 3 años, de quien ella fue separada cuando el pequeño tenía ocho meses. Éste se encuentra actualmente en un albergue estatal en Bogotá.
 
Contactos de Cancillería
El canciller argentino Jorge Taiana dialogó esta tarde con la senadora colombiana Piedad Córdoba, con quien está coordinando una visita para fin de enero a Buenos Aires de las recientes liberadas Clara Rojas y Consuelo González.

"Quieren entrevistarse con la presidente Cristina Fernández para agradecerle personalmente las gestiones de la Argentina que encabezó el ex presidente Néstor Kirchner en la Comisión Internacional Humanitaria, y estamos coordinando la visita de Clara y Consuelo a nuestro país para fin de mes" afirmó Taiana.

Si bien restan detalles por confirmar, la intención de Clara y Consuelo que vendrán acompañadas por la senadora colombiana es exponer su experiencia y la situación de los secuestrados que siguen en manos de las FARC.

Cristina Kirchner ponderó la gestión
La presidente Cristina Kirchner reiteró hoy sus críticas a los dirigentes opositores que cuestionaron la participación de la Argentina en la misión humanitaria por la liberación de las dos rehenes de las FARC.

"Sobre esta misión humanitaria que finalmente culminó exitosa, hablaron de pingüinos, de selva, de Rambo y Rambito, pero hay que dejarlos", sostuvo la jefa de Estado, en referencia a los líderes de la oposición que cuestionaron al Gobierno por la iniciativa.

Y agregó: "Yo creo que alguna vez ellos también van a aprender y darse cuenta que es posible construir entre todos, con ellos también, un país mucho mejor".

Así, la primera mandataria reiteró sus cuestionamientos a las críticas de la oposición tras el fallido primer intento de liberación de las rehenes Clara Rojas y Consuelo González, del que participó el ex presidente Néstor Kirchner.