Télam 162
Télam 162

La decisión del juez César Melazo de liberar a dos detenidos por el crimen de tres policías, ocurrido hace 12 días en una planta del Ministerio de Seguridad provincial, generó una nueva reacción por parte del gobernador Felipe Solá, quien dijo que el magistrado "es quien avasalla a la Justicia".

"Yo no avasallo a la justicia. En todo caso, que (Melazo) me acuse de criticarlo a él. El que avasalla a la justicia es él, al dejarlos libres", dijo el mandatario provincial en referencia a los hombres que habían sido detenidos por los crímenes de los policías Alejandro Vatalaro, Ricardo Torres Barboza y Pedro Díaz.

La polémica entre el gobernador y el juez de Garantías platense comenzó el domingo pasado, cuando el magistrado le pidió a la fiscal del caso Leyla Aguilar que busque más elementos en la investigación y que, mientras tanto, sean liberados los dos hombres que habían sido detenidos por los homicidios, llamados Leandro Colucci y Gabriel Mastrovitta.

"El intercambio de palabras con el juez puede llegar hasta el punto en que mis declaraciones y mis convicciones no generen la idea de que lo importante es pelearse con un juez sino que lo que realmente importa es que los asesinos de este crimen estén en la cárcel", afirmó el gobernador en declaraciones efectuadas anoche en la Casa Rosada, donde participó de un acto oficial.

"Hay que avanzar en la investigación pero parece que hay gente que prefiere llamar la atención antes que llegar a la verdad", expresó Solá.

Es que el martes, el juez Melazo aseguró sentirse "avasallado" por las críticas efectuadas por Solá tras disponer la libertad de los dos sospechosos detenidos.

Ante esta situación, el gobernador insistió en que "Melazo no debió dejar en libertad a las personas que dejó en libertad porque con menos de 48 horas de detención, no se podía hacer todo lo que él exigía".

"Los aportes de la fiscal (Aguilar) eran suficientes como para esperar un poco más. El juez debió esperar un poco porque gente peligrosa ha quedado afuera", insistió.

Para Solá, "hay una investigación muy sólida atrás y que los ex detenidos deben estar presos. Ellos y otros más deben prestar indagatoria y creemos que las pruebas van a ser cada vez más contundentes".

"Ante la decisión de Melazo de liberarlos, requerimos que la segunda instancia se expida lo más rápidamente posible para que todos los que se sintieron desagarrados ante este crimen, tengan la seguridad que el Estado y sus poderes trabajan seriamente", enfatizó Solá.

El gobernador bonaerense remarcó que no le "interesa el show con un juez", y dijo que lo importante es que "ante un crimen tan horrible se deja abierta la posibilidad para que la gente piense que la investigación policial, que es la investigación del Estado, ha sido armada y da lugar a que hagan show los ex detenidos, que hablan de perejiles". "Empieza un circo que no tiene nada que ver con el dolor terrible de todos", concluyó.

El domingo último, el juez Melazo dispuso la libertad de Colucci y Mastrovitta, quienes estaban acusados por la fiscal de haber asesinado a los tres policías a balazos y cuchilladas el 19 de octubre último en la planta de transmisión del Ministerio de Seguridad bonaerense, en La Plata.