Bielsa quiere bloquear celulares para evitar espías

El técnico argentino mantiene en un verdadero búnker a la Selección chilena. La prensa trasandina dice que se estudia crear un área de seguridad que impida las comunicaciones telefónicas. Tendría un aparatito para lograr su objetivo 

 AP 162
AP 162

La Selección de Chile prepara sus partidos contra Argentina y Perú para las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Sudáfrica en un verdadero 'búnker', por la decisión del entrenador Marcelo Bielsa de mantener a los jugadores alejados de la prensa y de los hinchas.

Pocas cámaras telescópicas de canales de televisión logran captar algunas imágenes del complejo "Juan Pinto Durán", el cuartel general de las selecciones de Chile, cuyos muros externos fueron levantados en varios metros mediante redes de plástico, que no permiten la visión.

Incluso, la prensa deportiva afirma hoy que la ANFP estudia crear un área de seguridad en el recinto mediante elementos electrónicos para bloquear las llamadas de teléfonos celulares y las grabadoras.

La ANFP distribuye además, diariamente, fotos y vídeos de las prácticas a la prensa, que tiene el acceso absolutamente vedado, informa la agencia EFE.

En ese contexto de total hermetismo, poco o nada se pudo saber sobre la forma en que El Loco piensa afrontar los partidos contra Argentina, el próximo sábado, y contra Perú, en Santiago, el 17 de octubre.

Sigue la polémica
Ante la falta de novedades futbolísticas, los medios le dedicaron grandes espacios a la polémica entre la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) y la selección Sub'20 a causa de los premios por el tercer lugar obtenido en el pasado Mundial de Canadá.

La ANFP aplicó a los premios un descuento por multas de la FIFA y la propia entidad rectora del fútbol chileno a algunos jugadores por actos de indisciplina durante el torneo, lo que es rechazado por los futbolistas, que no retiraron sus cheques, en medio de un intercambio de acusaciones mutuas con los dirigentes.

Incluso el defensor Arturo Vidal, actual jugador del Bayer Leverkusen alemán, amenazó con no concentrarse con la Selección de Bielsa si no les pagaban todo lo que les corresponde, pero finalmente se enclaustró con el resto de la plantilla en "Juan Pinto Durán".