AP 162
AP 162
 AP 162
AP 162

El discurso que el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad pronunció ayer en pleno Nueva York, generó las más variadas críticas en la Argentina.
 
El mandatario de Medio Oriente señaló -entre otras cosas- ante un variado y caldeado auditorio de la Universidad de Columbia que en su país no había "homosexuales" como sí los había en los Estados Unidos. "En Irán no tenemos homosexuales como en los EEUU", dijo un polémico Ahmadinejad.
 
En tal sentido, el presidente de la AMIA, Luis Grynwald señaló que en Nueva York eran variadas las manifestaciones en contra de su presencia en la capital financiera del mundo y que sus palabras fueron tomadas como "controversiales".
 
"Una manifestación espontánea de muchas personas se juntaron en contra de la venida del presidente iraní en Nueva York", contó a Radio 10 Grynwald y agregó que según su parecer "fue bastante controvertida la exposición".
 
En tanto, el ex embajador argentino ante las Naciones Unidas, Emilio Cárdenas, contó que es conocida la actitud antisemita del mandatario iraní.
 
"Ahmadinejad se animó a decir tremendas barbaridades: dijo que no existió el Holocausto, cuando es uno de los sucesos más documentados de la historia; y aseguró que no hay homosexuales en Irán, pero porque los ahorcan", manifestó el embajador argentino.

El ex representante argentino ante la ONU consideró que el presidente de Irán es "un radical, un extremista" y precisó que en esa República Islámica se registraron "26 ejecuciones en las últimas semanas" por delitos de distinta consideración, entre los que se destacan el "adulterio o la homosexualidad".
 
"Hemos visto con la presentación de Ahmadinejad el contraste de dos mundos: el mundo que aprecia la libertad y el que no la puede concebir. Fue ver cómo viven dos naciones completamente distintas", consideró Cárdenas en el programa Cada Mañana.