EFE 162
EFE 162

Más de un millar de mineros afines al presidente de Bolivia, Evo Morales, amedrentaron hoy con dinamita al Tribunal Constitucional (TC), con sede en Sucre, para defender su explotación exclusiva de un rico yacimiento de estaño.
 
Los manifestantes ocuparon el centro de la ciudad sureña de Sucre, formaron piquetes en las calles y lanzaron pequeños petardos hechos con dinamita, algunos de los cuales causaron destrozos en las puertas y en uno de los palcos del edificio del alto tribunal.
 
Un corresponsal de EFE pudo observar el impacto de uno de estos artefactos sobre un microbús que circulaba por la zona, cuyos pasajeros habían salido huyendo del vehículo minutos antes.
 
Aunque no se produjeron enfrentamientos, la policía dispuso acordonar el centro de la ciudad, donde se vivió un auténtico caos debido a que, a la protesta de los mineros, se sumó otra organizada por un grupo de comerciantes minoristas.
 
Los manifestantes, que pertenecen a la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol), pretenden que el TC rechace un recurso de inconstitucionalidad presentado por el diputado Peter Maldonado, de la opositora Unidad Nacional (UN), contra el decreto gubernamental que estableció su derecho de explotación de la mina Huanuni.
 
La Comibol explota en exclusiva el cerro Posokoni, el yacimiento de estaño más rico de Bolivia.
 
En octubre pasado, Huanuni fue el escenario de un enfrentamiento a tiros y con dinamita entre los cooperativistas y obreros de la Comibol que dejó 16 muertos y más de 60 heridos, lo que originó la mayor crisis del primer año de gobierno de Morales, pues los dos sectores apoyaron al mandatario en las elecciones de 2005.
 
El presidente decidió entonces recuperar para el Estado las concesiones que tenían los cooperativistas en la mina.
 
Hace apenas dos semanas, fueron estos últimos quienes se apostaron también a las puertas del TC en Sucre para exigir que prospere el recurso de inconstitucionalidad contra el decreto que fijó su salida de Huanuni.
 
Medios locales informaron de que el ministro de Minería, Luis Alberto Echazú, se desplazó hoy hasta la ciudad sureña para establecer un diálogo con los manifestantes de la Comibol.
 
Echazú es el tercero que ocupa esta cartera en la gestión de Morales, quien destituyó en octubre pasado a Walter Villarroel, dirigente de los cooperativistas, y después, hace apenas un mes, a Guillermo Dalence, que fue asesor de organizaciones sindicales vinculadas a la Comibol.