162
162
 NA 162
NA 162

El fiscal Alberto Nisman solicitó al juez federal Rodolfo Canicoba Corral la captura internacional del ex presidente de Irán, Akbar Hashemi Rafsanjani, quien estuvo al frente del país entre 1989 y 1997.
 
La investigación apunta desde ahora al poder político de Irán y no sólo al brazo armado del grupo terrorista del Hezbollah, como era hasta el momento.

Entre las detenciones que solicitó el fiscal, figuran las de otros cuatro ex ministros del gobierno iraní y de otros tres ciudadanos que ya figuraban en la investigación del ex magisrado Juan José Galeano.

Entre los que figuran en la lista están el ex ministro de Información y Seguridad, Alí Fallahijan; el ex ministro de Relaciones Exteriores, Alí Akbar Velayati; el ex comandante de la Guardia, Moyen Rezai; el jefe del Servicio de Seguridad Exterior del Hezbollah, Imad Moughnieh; el comandante de las Fuerzas Quds, Amad Vehidi; y el tercer secretario de la Embajada de Irán en la Argentina, Amad Reza Ashgdari.

Para la fiscalía, "se encuentra acreditado que la responsabilidad del atentado recae sobre quienes ejercian el gobierno de la Republica Islamica de Iran", "sus
máximas autoridades de entonces fueron quienes tomaron la decisión de llevarlo a cabo, diagramaron su implementacion y encomendaron su ejecución a la organización terrorista libanesa Hezbollah".
 
"Agrupación esta ultima, que actuando en el caso como un mero apéndice de la voluntad del gobierno de Teheran tuvo a su cargo la fase final de la operación que se concreto el 18 de julio de 1994 con la voladura de la mutual judia".
 
Según el dictamen, el factor determinante de la decisión de llevar adelante el atentado en la Argentina, obedecio a la "decisión unilateral de nuestro gobierno de rescindir los contratos de provisión de material y tecnología
nuclear que años antes, habian sido suscriptos con la Republica de Islam".
 
"Mientras Galeano se limitó a declarar la responsabilidad en el hecho de algunos elementos radicalizados del regimen iraní, nosotros en cambio consideramos probado que la decisión de ejecutar el ataque fue adoptada no por un grupo minoritario y aislado de funcionarios partidarios del Islam mas radical, sino que, por el contrario, se trato de una decisión ampliamente debatida y finalmente resuelta en forma consensuada por los mas altos representantes del entonces regimen de Teherán, en el contexto general de una política exterior que no rechazaba el recurso a la violencia terrorista como una herramienta mas en aras de lograr los objetivos instaurados en el pais islámico a partir de la revolucion de febrero de 1979", dice uno de los párrafos del dictamen.
Por su parte, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral ya comenzó a analizar el dictamen y dará luz verde al pedido si hay pruebas suficientes para respaldar el reclamo.
 "Se dispondrán las medidas que tengan respaldo, que se ajusten a derecho. Hay que leer el dictamen completo y estudiar cada una de las referencias, de la prueba citada, hacer todo este trabajo y después resolver si se ordenan las capturas. Si todo está bien, ordenaré lo que la Fiscalía pide", dijo Canicoba en declaraciones a DyN.

?El atentado fue una decisión tomada por las más altas autoridades de Irán. Le hemos solicitado las capturas del ex presidente Rafjansani y de otros funcionarios?, señaló Nissman en declaraciones a la prensa.

Asimismo, el fiscal aseguró que el principal motivo que llevó a su equipo a acusar a la ex cúpula presidencial iraní fue que tras el fallo del Tribunal Oral en la causa ?INTERPOL bajó la credibilidad de búsqueda. Hoy las capturas no están vigentes?.
?
Aprovechamos, en cierta forma, para hacer un reexamen de las pruebas? y añadió que esta actuación difiere de la investigación del anterior juez, Juan José Galeano, quien hablaba de ?elementos radicalizados? en el expediente.

?Para nosotros eso es imposible. Se trató de una decisión que no se hizo en una mesa de café; tomó mucho tiempo elaborar?

El titular de la AMIA Luis Grynwald dijo que el trabajo de la Fiscalía es "largamente esperado" por la comunidad judía y que los cargos son "un primer paso" para el esclarecimiento del atentado.

"Estamos todos esperando el trabajo de la Fiscalía. Fue largamente esperado", explicó y agregó que "hace mucho tiempo que venimos planteando la ruptura de las relaciones. No sería nada nuevo, estamos esperando el dictamen que se eleve al juez (Rodolfo Canicoba Corral) y que actúe en consecuencia".

En tanto, familiares y amigos de las víctimas se mostraron expectantes por la resolución que se dará a conocer.

"Han pasado muchos años a lo largo de los cuales hemos soportado demasiadas frustraciones de saber la verdad. Más de 12 años son mucho tiempo para conocer a quienes mataron a nuestros seres queridos" dijeron en un comunicado.

La decisión judicial abre un abanico de implicancias económicas y políticas y marca el renovado impulso dispuesto por el Gobierno a la investigación del ataque concretado en 1994 y en el que murieron 85 personas.

La unidad fiscal que comanda Nissman fue creada por el Gobierno hace dos años y dispone de un nutrido cuerpo de investigadores integrado por policías federales, agentes de la SIDE y miembros de Gendarmería y Prefectura.

Durante la última gira del presidente Néstor Kirchner por los Estados Unidos, representantes de la comunidad judía habían expresado su preocupación a la senadora Cristina Fernández por la falta de avances en la investigación, reclamo que apuntaba directamente contra la tarea de Nissman.

El antecedente más importante de la tarea desarrollada por la Unidad Fiscal Especial se había producido en noviembre del año pasado, cuando Nissman anunció que se había logrado identificar al conductor del coche bomba que estalló contra la sede de la AMIA el 18 de julio de 1994.

En esa oportunidad se precisó que se trató del ciudadano libanés, militante activo del Hezbollah, Ibrahim Hussein Berro, identificación que se logró a partir de una investigación realizada por la Unidad Fiscal, la SIDE, el FBI y la Fiscalía de Detroit en Michigan, Estados Unidos, que incluyó declaraciones testimoniales determinantes de los hermanos del inmolado que fueron tomadas en ese país.

En esa oportunidad, Nissman adelantó que uno de los hermanos del suicida estaría dispuesto a realizarse una prueba de ADN para cotejar la muestra con los patrones obtenidos de los restos de una bolsa que pertenecen a personas que nunca han sido identificadas, en tanto se realizaría un nuevo muestreo de todos los restos de la camioneta Trafic que voló la sede de la mutual judía.

Aquella presentación tampoco había conformado a los principales referentes de la comunidad judía, que resaltaron que se trató de una ?presentación periodística? y no de una medida judicial.

A mediados de este año, en tanto, el fiscal denunció que recibió amenazas en su casilla de correo electrónico.

Frente a las críticas, Nissman había adelantado que la investigación estaba ?en estado avanzado? y ?cerca del final? para elevar un dictamen al juez federal Rodolfo Canicoba Corral. Hoy cumplirá con su palabra, lo que abrirá un nuevo y trascendente capítulo en la causa.