162
162

El santuario del cantante Rodrigo Bueno fue destruido por delincuentes el viernes por la noche. Se desconoce quiénes fueron lo responsables de arruinar el sitio en donde se recuerda al cuartetero.

"Manos anónimas rompieron, este viernes por la noche, parte de las instalaciones del lugar y se llevaron un busto de Fernando Olmedo, hijo del popular cómico. Hay delincuentes que no quieren que se recuerde a Rodrigo ya que existen muchos intereses creados?, aseguraron los fanáticos del fallecido cantante a Canal 26.

Los seguidores del músico aseguraron que los responsables no quieren que se recuerde por motivos "comerciales". Hace dos años un hecho similar se llevó a cabo.

Rodrigo y Fernando fallecieron el 25 de junio del año 2000 en un accidente automovilístico.