TELAM 162
TELAM 162

Pocas horas después que Fernando Quiroz confirmó su renuncia en forma indeclinable, el gerenciador Fernando Marín anunció el lunes que el experimentado Diego Simeone "será el nuevo entrenador" de Racing a partir del lunes 20 de este mes.

Simeone va a jugar los próximos tres partidos del actual torneo Clausura, frente a Vélez, Estudiantes e Independiente y luego asumirá la dirección técnica del plantel.

En esos tres partidos el equipo estará al mando de Alberto Fanesi, secretario técnico de la institución, y luego retomará sus funciones en ese puesto.

Por lo tanto, Simeone adelantará varios meses su retiro de la actividad, que estaba previsto para el 30 de junio, fecha de finalización del certamen.

"Se despide contra Independiente porque un grande como Simeone se merece irse en un partido de estas características", indicó Marín en declaraciones radiales.

Consultado por los motivos que lo llevaron a ofrecerle la dirección técnica al volante, Marín confió que "tiene una gran experiencia, es un obsesivo, jugó con los mejores y fue dirigido por los mejores".

"Es una oportunidad que se presentó en medio de la emergencia porque Quiroz presentó su renuncia de manera indeclinable. Para mí hubiera sido mejor que Teté siguiera, y con un título abajo del brazo", agregó. 
 
Algunos sostienen que Simeone ya tiene parte de su cuerpo técnico, integrado por dos ex compañeros de la selección nacional, como Nelson Vivas y Matías Almeyda.
 
Alejandro Fantino, periodista deportivo, expresó que "tenés que tener título para trabajar como director técnico en la Argentina" y comentó que en el caso de no tenerlo "su ayudante, si tiene título, ya puede asumir como técnico".
 
"Para mí dejó de ser importante el técnico en la cancha o fuera de la cancha", manifestó Fantino en Radio 10, quien además se mostró sorprendido por la designación ya que según dijo "Simeone estaba en un muy buen momento futbolístico" pero auguró un buen futuro como técnico por su extensa experiencia a lo largo de sus años como futbolista.
 
La historia

Simeone, de 35 años, reemplazará a Quiroz, quien se fue luego del mal comienzo del equipo en el Clausura, con apenas un punto sobre nueve en juego.

En principio, el elegido era Reinaldo Merlo, pero ante la negativa de éste, Marín decidió ofrecerle la dirección técnica a Simeone, quien se sumó al plantel en junio del año pasado, proveniente de Atlético Madrid.

Antes que se conociera la designación del volante, Quiroz aseguró que presentó su dimisión porque jamás pudo encontrarle la vuelta al equipo y agregó que en "el fútbol mandan los resultados".

Quiroz señaló que el elenco de Avellaneda "es un club grande y no puede tener un punto en tres fechas".

"Las cosas se viven muy intensamente, pero llegado el momento, al estar en una situación crítica no me gusta mirar para el costado y prefiero asumir lo que pasa. Es una situación complicada y decidimos asumir nuestra responsabilidad", explicó.

"No pudimos encontrarle la vuelta al equipo y en el fútbol mandan los resultados. Racing es un club grande y no puede tener un punto en tres partidos. La respuesta futbolística que había no fue la que esperábamos", completó.

Quiroz había presentado su renuncia en la madrugada del domingo, tras la derrota del elenco de Avellaneda frente a Arsenal, aunque Marín trató de convencerlo para que continúe.

El ex entrenador había asumido en la novena fecha del torneo Apertura pasado, frente a Rosario Central (0-1 como local), en reemplazo de Guillermo Rivarola.

En total, estuvo 14 partidos al frente de la "Academia" y consiguió solamente cuatro triunfos, tres empates y perdió en siete oportunidades, con 20 goles a favor y 22 en contra, con 35,71 de efectividad.

En el Clausura, Racing nada más había logrado un punto, producto del agónico empate frente a Colón en Avellaneda 2 a 2.

Por otra parte, Quiroz indicó que "la relación con el plantel es muy buena" y negó que haya habido alguna interna.

Añadió también que a la situación "había que buscarle una salida porque la gente no estaba conforme".

"Tuvimos la desgracia de no contar con jugadores importantes y no pudimos arrancar con el equipo que teníamos en mente. Dimos todo lo mejor de nosotros y analizando muy rápidamente, son muy pocas las cosas de las que nos tenemos que arrepentir", precisó.

El ahora ex entrenador de Racing sostuvo que su renuncia "no es para dramatizar", aunque remarcó que el alejamiento es "doloroso" para él.

"No es para dramatizar demasiado. Esperemos que la gente elija bien para el bienestar del club. Para mí es doloroso, porque tenía la ilusión de quedarme mucho tiempo en el club", finalizó.