El Consejo de la Magistratura rechazó el juicio político contra los camaristas MAría Laura Garrigós de Rébori y Gustavo Bruzzone, quienes concedieron la excarcelación del gerenciador de la discoteca Cromañón, Omar Chabán.

La Comisión de Acusación del Consejo resolvió por unanimidad en el caso de Garrigós de Rébori, y por mayoría de cuatro votos contra dos, en el de Bruzzone, desestimar sendos pedidos de juicio político presentados por el diputado consejero Jorge Casanovas y por familiares de las víctimas.

La decisión de la Comisión, que aún debe ser ratificada por el Plenario del Consejo, significa la virtual confirmación de Garrigós y Bruzzone en sus cargos y el fin del proceso de juicio político promovido a raíz de la decisión de excarcelar a Chabán, imputado por la muerte de 194 personas en la discoteca Cromañón.

El 29 de noviembnre pasado, ambos camaristas habían ejercido sus respectivas defensas ante la Comisión, ante la presencia de familiares y una nutrida concurrencia de jueces y fiscales que habían asistido al recinto de sesiones del Consejo en señal de respaldo para sus colegas.

El camarista Bruzzone había señalado, en aquella oportunidad, que adoptó la decisión de excarcelar a Chabán basado sobre numerosos tratados internacionales en materia de Derechos Humanos.

Además, reivindicó que cuando el procesado no muestra indicios de fugarse o entorpecer la acción de la justicia, y mientras no haya condena firme, debe permanecer en libertad.

Tras reivindicar que "excarcelación no significa absolución", criterio que dijo haberle explicado a familiares de las víctimas de Cromañón cuando los convocó tras la liberación de Chabán, Bruzzone formuló un extenso y pormenorizado detalle sobre cómo arribó a esa postura y citó autores y documentos que la avalaron.

A su turno, Garrigós de Rébori adhirió a todos los conceptos que durante más de dos horas en las que expuso, había pronunciado Bruzzone.

Los seis consejeros presentes en la reunión de hoy, Juan Mínguez, Marcela Rodríguez, Beinusz Szmukler, Luis Pereyra Duarte, Casanovas y Lelia Chaya, votaron a favor de la desestimación del juicio político contra Garrigós de
Rébori.

Cuando fue el turno de Bruzzone, Mínguez, Rodríguez, Szmukler y Pereyra Duarte se inclinaron por la desestimación, en tanto que Casanovas y Chaya se inclinaron por enviar el expediente con dictamen acusatorio al Plenario.

Para que quede definitivamente terminado el proceso de juicio político contra ambos camaristas por la excarcelación de Chabán -anulada por la Cámara de Casación- sólo resta que el Plenario la confirme, lo que podría pasar la próxima semana o bien en la primera reunión del año que viene.