162
162
(EFE).-

El entrenador brasileño-hondureño Flavio Ortega llevó desde la cama de un hospital a su equipo, el Platense, a la semifinal del Torneo de Apertura del fútbol de Honduras, informó este viernes, un diario local.



Ortega está hospitalizado desde el pasado día 17, cuando sufrió un accidente de carretera, pero desde su lecho impartió instrucciones por teléfono móvil mientras veía por televisión el partido que su equipo ganó el jueves al Municipal Valencia por 1-2.



El diario "La Prensa" publicó hoy que Ortega mantuvo comunicación permanente con su ayudante en el Platense, el uruguayo Ariel Senna, quien estuvo en el banquillo del equipo durante el encuentro, disputado en la ciudad sureña de Choluteca.



"Yalet está parado, dígale que acompañe más a sus compañeros", "No vaya a tirar el equipo atrás en el segundo tiempo", "Grítele a la defensa que despierte", "Costa tiene que bajar más", "Están muy nerviosos, dígales que guarden la calma", son algunas instrucciones que Ortega dio a Sena, según las transcripciones del rotativo.



Incluso, Ortega le reclamó a Senna porque se cortó la comunicación justo después de que su equipo anotara el gol del triunfo, y le ordenaba la sustitución de jugadores.



El entrenador informaba a su asistente de cómo iba el partido entre el Real España y el Universidad (1-1), que se jugaba simultáneamente al Municipal Valencia-Platense, y cuyo resultado era importante porque aquellos también tenían opción de clasificarse.



Pero el triunfo que el Platense, de Puerto Cortés (Caribe), logró sobre el Municipal Valencia lo convirtió en el último clasificado a la semifinal del Apertura, en la que se enfrentará en diciembre al Olimpia, actual campeón y líder de las dos vueltas regulares.



Al acabar el encuentro, Ortega declaró estar "muy feliz" y fue felicitado por su esposa, Ligia, hijos, otros familiares y dirigentes del Platense que le acompañaron durante el partido, bajo vigilancia médica.



El médico Héctor Rodríguez comentó que "lo que hizo Flavio es de mucho riesgo", pero no afectó su condición previa a una operación de clavícula prevista para hoy.



Flavio Ortega, un brasileño nacionalizado hondureño y otrora jugador de los equipos Real España y Marathón, de San Pedro Sula, asumió la dirección del Platense hace dos meses, cuando el equipo ocupaba la última posición en el Apertura.



Pero bajo la conducción de Ortega el Platense tuvo una recuperación espectacular, que le llevó de ser colista con ocho puntos hasta el cuarto lugar y a la liguilla con 27 puntos.



En Honduras, a donde llegó como jugador a finales de los años 60, Ortega ha dirigido a la selección nacional, lo mismo que a los equipos considerados "cuatro grandes": Olimpia, Motagua, Marathón y Real EspaÑa, además del Universidad.



En el pasado reciente también fue entrenador del Sport Cartaginés, de Costa Rica, y Municipal, de Guatemala. El entrenador resultó lesionado al volcar su automóvil en la carretera entre Puerto Cortés y San Pedro Sula, que estaba mojada por las torrenciales lluvias que caían en la región.



El Platense es el primer campeón de la Liga Profesional de Fútbol de Honduras, fundada en 1965, y logró su segundo título en 2001 de la mano del entrenador argentino Alberto Romero, quien este año cumplía una nueva etapa en el club pero renunció y fue sustituido por Ortega.


 

Foto Gentileza Diario La Prensa, de Honduras